jueves, 20 de marzo de 2008

LOS CATACHOS

(*) Esteban Farfán Romero
E-Mail: farfan2007@gmail.com
Celular 77180451
Yacuiba – Gran Chaco – BOLIVIA

En Villamontes, mis padres tienen una finca/rancho en el que crían aves de corral y otros animales. Cuando era niño me llamaba mucho la atención la conducta/actitud de un tipo de gallos que eran de la abuela, los catachos. El gallo catacho (catachín) es un ave de corral doméstico tamaño de una paloma torcaza/pinzón, desprendida de la familia de la gallina, una especie de gallo/gallina bonsái. Esta ave (especialmente el macho) tiene una particularidad muy especial en su conducta, a pesar de su muy pequeño tamaño real (en relación al gallo normal), es muy parador/belicoso/pendenciero cuando está entre sus gallinas, empero no toma en cuenta que no tiene las mínimas condiciones físicas (fuerzas reales) para enfrentar a un gallo normal (grande). El gallo normal, cuando es provocado por un gallo catacho (petiso/pequeño), lo mira con desdén/desprecio y no le sigue el juego de la provocación, porque sabe que no tiene el contexto físico necesario/suficiente como para que se le enfrente, por lo que lo deja demostrando cierto aire de grandeza, pero éste insiste en provocarlo/excitarlo, y a tanta insistencia le pega/infiere un picotazo con lo que el catacho sale despavorido/aterrorizado/aminalado/humillado/derrotado a refugiarse en medio de las plumas de sus gallinas, y lo curioso y risible es que desde allá otra vez provoca con más ganas y de manera más pertinaz/insistente al gallo grande, y lo invita/incita/induce a que se presente (a su terreno) donde está rodeado de sus gallinas.

Hago este relato para graficar (metafóricamente) lo que le ha pasado al Chaco (sus representantes) en su participación en el proceso de aprobación del estatuto autonómico departamental en días pasados. Nuestras autoridades cuando están en el Chaco, pronuncian/vociferan/profieren discursos al más altisonante y rebelde (muy buenos oradores) y al cuál más provocador y cargado de adrenalina/alcaloide mezclado con insultos, injurias, calumnias, escarnios en contra de la capital, la logia, la rosca, el prefecto, la brigada parlamentaria y ni que decir del pobre/escuálido/esquelético comité cívico de Tarija, pero lo deshacen en pedacitos (nadie queda vivo), además uno que otro condimenta el plato con algunos sapos, ajos, pimientas, culebras, todo en contra de Tarija la capital. Yo que soy docente de comunicación y expresión oral (oratoria), muchas veces (especialmente en los cabildos y concentraciones) estos protagonistas, me ha dejado estupefacto/turulato la capacidad de oratoria persuasiva que tienen. Hitler que era una máquina que botaba vapor y casi ardía cuando hablaba, queda como piojo tuerto junto a ellos.

Hasta ahora no puedo creer el resultado de las negociaciones que se sostuvieron en Tarija, pues realmente el mismo es simplemente desastroso/funesto/adverso/desfavorables a nuestros intereses. Definitivamente algo ha ocurrido (pues no hay explicación lógica), porque ninguna (o por lo menos la mayoría) de los que nos representaron, son personas neófitas/imberbes/novatos en la política, ni nacieron ayer en gestión pública. La gran mayoría de ellos tienen una vasta (muchos kilómetros) experiencia en política por lo que me estoy rompiendo la cabeza para dilucidar/descifrar qué pasó realmente.

Pero lo cierto es que de aquí salieron muy envalentonados, incluso uno de ellos (el más bravucón y pendenciero del grupo) dijo taxativamente que “ni un milímetro vamos a ceder, ni un paso atrás… si no aceptan nuestra propuesta nos regresamos en tropa inmediatamente” Cuando llegan allá, parece que el aire/saice chapaco o el desayuno del hotel, les cambió diametralmente la adrenalina (por sedantes en el cerebro) que aquí exhiben con orgullo, pues aparecen como mansas/dóciles/sumisas palomas de plaza.

Y claro, una cosa es vociferar en cancha propia desgañitándose y vociferando improperios/fácilmente a rabiar dando rienda suelta a las hormonas desde el balcón ante una masa de personas que reúnen para aplaudirles como una claque, y otro muy distinta es que tengan las condiciones de enfrentarse en la lucha/disputa (pero de las ideas, argumentos y no de los insultos) ideológica/cognoscitiva, en el que se tienen que exhibir la calidad/capacidad de las neuronas y no de las hormonas y testosteronas (que parece que tienen por demás).

Allá (en Tarija) los esperaron muy bien preparados unos tiburones (intelectuales) entrenados para tragárselos vivos en el primer bocado cuando comience el cuadrilátero, y eso es exactamente lo que ha sucedido, pues no aguantaron la primera ronda, que de un picotazo tuvieron que bajar la cola bajo el rabo y mirar como pasaban las horas como pollo mojado para que termine y regresar a casa con las manos prácticamente vacías.

Salen de la asamblea cuando termina la aprobación con caras largas y de pocos amigos, pero en cuanto pisan tierra chaqueña, nuevamente se excitan las hormonas y las testosteronas a todo vapor para vocinglerar de nuevo contra la capital, el perverso prefecto, la logia, y ni el cura de la plaza se salva, y faltaron los adjetivos para echar mierda a los de la capital, y lo mas chistoso viene ahora, nos salen con el cuento que ahora el responsable del fracaso había sido nada menos que el prefecto. ¿Que tal el chiste de circo?

Sin embargo, a los que hemos observado el esperpento que nos trajeron de Tarija, nos insultan a cada rato, y sueltan/activan sus cachorros para que día y noche nos ladren sin parar por cuanto medio exista, sin responder con argumentos sólidos a las observaciones/criticas que se vierten técnicamente. Mi abuelo me decía que desde que se inventaron las excusas nadie es culpable/responsable de nada, todos son inocentes. Hay que echarle la culpa al empedrado del tropiezo.

Ahora están llorando día y noche, y hacen romería/peregrinación por todos los medios de comunicación en grupo endilgando toda la responsabilidad del desastre al (por poco) diabólico/maquiavélico prefecto (pobrecito ni su madre se salvo), buscando (quedar bien) justificar el magro resultado. Absurdo.
En una de mis últimas intervenciones en un medio de comunicación dije que es obvio y natural que el Prefecto defienda los intereses de la capital y de su circulo de poder, lo que es inadmisible/inaceptable es que nuestros representantes le hayan hecho el gran favor de entregarle en bandeja de plata lo que nunca debían ceder/permitir.

Ningún diputado (por más elegido que éste sea), alcalde, concejal, presidente de comité cívico tiene la facultad/capacidad de regalar/conceder/entregar el derecho del pueblo/soberano de elegir a sus autoridades territoriales, Ese asunto es simple y sencillamente INNEGOCIABLE. Este punto debería ser el primero en definir con precisión sin ceder como prometieron antes de partir. ¿Qué pasó con toda la bravuconada y las paradas de gallito catacho?

El segundo aspecto que debían haber garantizado son las cualidades (legislativas y gubernativas) de la autonomía de Chaco (Ver Autonomía de verdad para el Chaco) No me digan que no sabían, porque la gran mayoría de la gente que viajó sabia del tema (por lo menos los principales términos del documento que llevaron).

Algo que me llama la atención es que parece que el diputado tiene un poder sobrenatural muy extraordinario que influye en los cerebros de los demás porque lo que él dice, es regla de oro, pues los demás miembros repiten en coro (al unísono/unánime) al pie de la letra y lo grave es que usan exactamente los mismos términos/palabras sin ni siquiera disimular. Da la impresión que la capacidad intelectual/cognoscitiva/epistemológica de los demás se anula/atrofia/invalida automáticamente ante la gran lucidez de las palabras de nuestro diputado. Es también muy curioso que todo aquel que llega a formar parte del pequeño y exclusivo círculo sigue como a un corifeo al diputado sin salirse del libreto que éste establece. Cuando presentamos la propuesta de “Autonomía Regional del Gran Chaco”, todos los miembros del dispositivo me acusaron unánimemente de plagio repitiendo exactamente las mismas palabras del diputado. Y no es la primera vez, son varias. Se ha incorporado a este círculo exclusivo últimamente una persona hasta hace poco muy contestaría visceralmente a la forma de gestión pública actual de nuestras autoridades y ahora que lo han anexado al circulo curiosamente es el espadachín más efervescente/inquieto que defiende por doquier hasta de los fantasmas sin descansar a capa y espada a los de la élite chaqueña. Cumple muy bien su trabajo de escudero, buena contratación. Cambia todo cambia, dice Mercedes Sosa.

Recuerdo que un día ante un evidente fracaso resultado de mi chambonada/desacierto y que no quería reconocer, mi papá me dijo: “Hijito, ahora no llores como mujer lo que no pudiste defender como hombre” (Yacuiba 20/03/08)

(*) Es Comunicador Social y Docente.

No hay comentarios: