jueves, 9 de septiembre de 2010

HUEVO PODRIDO


Librepensante

HUEVO PODRIDO

Esteban Farfán Romero

E-Mail: farfan2007@gmail.com

Hablaba con un amigo médico acerca del libro que estoy escribiendo sobre la autonomía regional (AR), “El Cuento del Tío2. Intentaba explicarle en pocas palabras que la AR es como un huevo podrido, que ya no sirve. Y mi amigo, me irrumpe haciendo una explicación sobre la impotencia sexual, creyendo que le hablaba de eso. Me dice que la disfunción sexual es resuelta con pequeñas cantidades de sulfuro de hidrógeno que son detectadas por las células nerviosas a del órgano sexual y permiten evitar la impotencia. Adivinen qué. Ese gas hediondo (olor a azufre) que es expedido en grandes cantidades por los huevos podridos, es la solución a la impotencia sexual. Es decir, que el olor a huevo podrido, se ha convertido en rival de las pastillas de sildenafil (viagra). El sulfuro de hidrógeno está relacionado con la erección del pene. Todo esto no sabía. Lo supe gracias a que mi amigo galeno me escuchó (o entendió) mal acerca de lo que quería decirle. Yo (todavía) no necesito ni de la las pastillas azules, ni aspirar el olor a huevo podrido.

Insisto. Quiero escribir sobre la AR. ¿Qué es un huevo podrido? Es el fin de un proyecto de pollo o gallina. No sirve ni para comer, ni para empollar. Cuando se rompe el huevo, es muy desagradable, porque expele un olor fuerte y nauseabundo.

Todos creímos que la AR era la solución a las demandas históricas del Chaco por una autonomía de verdad. Pero la realidad legal nos indica que todo fue un fraude, porque en la campaña (diciembre 2009 y abril 2010) nos dijeron que tendríamos autonomía de verdad.

Después de aprobada la norma, los patrocinadores de esta autonomía, no pueden ocultar lo difícil que les resulta intentar justificar los componentes de la AR establecidos en la Ley Marco de Autonomía y Descentralización (LMAD). De tener varios padres, ahora solo aparece uno que hacer piruetas verbales en los medios de comunicación para no salir muy mal parado ante los naturales cuestionamientos.

La AR, es un huevo podrido que todavía no fue roto, pero cuando se descubra su contenido, olerá muy feo. (Yacuiba 09/09/10)

1 comentario:

Anónimo dijo...

ESTA MUY BUENO FELICIDADES...