lunes, 25 de octubre de 2010

MARGARITA

Librepensante

MARGARITA

Esteban Farfán Romero (*)
farfan2007@gmail.com
www.farfanopina.blogspot.com

La torpeza y el lenguaje de sicofanta desplegado por algunos de nuestros políticos regionales (Chaco), ha puesto en la mesa una bizantina discusión acerca de la pertenencia territorial del campo Margarita – Huacaya. Unos de nuestros colorinche y pintoresco diputado que padece de incontinencia verbal, y que aprovecha cualquier motivo para indisponer a Mario Cossío, ha salido a la prensa a “denunciar” que Cossío a través de una acta habría entregado parte del Campo Margarita a Chuquisaca, motivado supuestamente por simpatías políticas inspiradas en el Conalde.

Nuestro verborrágico diputado después de más de casi una decena de años de experiencia en el Parlamento hasta ahora no ha aprendido que una acta es simplemente un documento de constancia, certificación escrita de algo que sucedió. Sólo eso. Cossío no es dueño de Margarita, ni de ningún campo, por lo que no tiene potestad para hacer ninguna entrega. Por otro lado, la Ley establece que es el Gobierno Nacional a través de YPFB el que determina mediante procedimientos modernos, la pertenencia del mismo (ART. 45, Ley 3058).

Todo ha comenzado porque nuestros ilustres saltimbanquis salieron presurosos a la prensa a alardear con el tema, desatando los demonios de la codicia del vecino, que aprovechando estas artificiales desavenencias innecesarias y suicidas, aprovechó hábilmente para introducir el asunto en la agenda mediática y provocar la discusión. Ahora estamos metidos todos en el berenjenal, por culpa de demagogos y parlanchines que hacen política destruyendo, aunque sea así mismo.

En Yacuiba, otros figuretis oportunistas, buscando aprovechar el rio revuelto, propusieron/decidieron hacer una caravana al Campo Margarita supuestamente para sentar soberanía (¿?), después que abandonaron el lugar desde hace mucho tiempo. Hace cuatro años se han pronunciado vehementes discursos de balcón en la plaza, cargados de demagogia y patrioterismo barato, tomando bravas decisiones de defensa del territorio chaqueño. Sólo palabras que el viento se las llevó esa misma noche, pero que sirvió para hacer política fácil. Desde esa fecha hasta ahora, no han hecho nada. Nada de anda. Engordaron una consultora que se ha llevado sin hacer nada buenos billetes como resultado de la refriega. ¿Que hizo la consultora? Nada. Después nos enteramos que la famosa consultora había sido de un concejal experto en verborrea. Ahh, ahí está la explicación. Mientras el pueblo como claque aplaude excitados al demagogo, estos hacen buenos billetes a través de testaferros.

El día que decidieron partir en caravana a Margarita, me agarré la cabeza. Otra metida de pata. Menos mal que les quedaba un poquito de cordura y prudencia porque habría sido desastroso, no; catastrófico. Ya fue desastroso porque quedamos en ridículo. Finalmente O’connor nos hizo la parada, y nosotros nos orinamos de miedo aquí, y nos quedamos quietos. Pero se hizo el espectáculo grotesco. Qué triste la situación del Chaco, representados por estúpidos, necios, cretinos y lenguaraces. De niño, mi abuelo me ha enseñado que siempre que intente agarrarme a golpes con alguien, primero piense las posibles y probables consecuencias.

Nuestros bulliciosos políticos, tienen la funesta virtud de hablar y después pensar. Bullangeros. Todos. Actúan y después piensan. Aunque después se arrepienten, pero es tarde porque ya despertaron al monstruo. Estas son las joyitas que tenemos en el Chaco. Estos son nuestros representantes. Lo mismo pasó con lo de la redistribución de las regalías. Azuzaron que el 55% de las regalías del 11% que administra la Gobernación de Tarija, sea distribuido entre las cinco provincias de forma paritaria, y salieron al paso varias voces de Tarija a pedir la aplicación del artículo 111 de la Ley Marco de Autonomías que establece la redistribución de todo. Fueron por lana y salieron trasquilados. Qué manera de joder al divino cuete. Nos hacemos el harakiri gratis. Nos ponen la cuerda, y nosotros nos la ponemos al cuello y pateamos la silla. Pero ellos se creen los grandes defensores de los intereses del Chaco. Ahora si estamos metidos en serios problemas. Jodidos.

Como siempre sucede, cuando hay incendios provocados por pirómanos, estos desaparecen. Curiosamente, los dos cerebros que encendieron el fósforo, se perdieron bajo la cama después de conocer la magnitud trágica de sus travesuras, y dejaron a otros que asuman la responsabilidad de controlar el fuego, o que arreglen el problema generado. No tenemos líderes, tenemos caciques. (Yacuiba 25/10/10)
(*) Esteban Farfán Romero es comunicador social, analista político y consultor. Usted puede leer sus artículos visitando su blogs www.farfanopina.blogspot.com

No hay comentarios: