lunes, 6 de diciembre de 2010

AUTONOMISTAS CENTRALISTAS

Librepensante

AUTONOMISTAS CENTRALISTAS

ESTEBAN FARFÁN ROMERO
farfan2007@gmail.com

En la campaña electoral por el referéndum por la autonomía regional (diciembre de 2009) y en las elecciones departamentales/municipales (abril de 2010), los políticos del PAN/MAS han pergeñado un discurso muy contundente, efectivo y sencillo. “Si el pueblo vota por el SI seremos autónomos de verdad” era el mensaje central, y después en abril el slogan era que “la única manera de garantizar la autonomía regional, es votando a los candidatos del PAN/MAS”. Mucha retórica demagógica y mentiras/mentirotas a granel. Todo salió a pedir de boca. Resultados inesperados. La estrategia funcionó. Pero cuando se aprobó la Ley Marco de Autonomías, se conoció el contenido de la caja de Pandora. Salieron los demonios y los patrocinadores salieron despavoridos para no hacerse cargo del muerto. Sólo quedo a la vista el dios (creador) Hefestos para intentar justificar semejante papelón. La mayoría de los agitadores autonomistas del PAN/MAS se escabulleron por conveniencia, sólo Cardozo salió a defender la ley y a presentarla como favorable para el Chaco. Sin embargo la ley decía lo contrario. Fracasó porque no pudo contra la terminante evidencia. Una autonomía que no es autonomía ni de cerca.

Después vinieron los problemas, porque la gente comenzó a demandar autonomía de verdad. Durante la campaña electoral los panistas y masistas, sólo desgranaron discursos sobre la autonomía regional que ellos crearon. Todo, absolutamente estaba casado con la autonomía regional. No había una propuesta municipal, ni departamental, ni nada, sólo ofrecían autonomía; es decir, todo se centró en la autonomía regional. Era el fetiche.

Pocitos (población fronteriza con la Argentina), desde hace mucho tiempo exige convertirse en municipio. Pasadas las elecciones municipales, sus dirigentes pidieron que el subalcalde ya no sea designando de menara discrecional (a dedo), sino a través de una elección popular o asamblea. Ustedes no se imaginan los argumentos que esgrimieron de forma vehemente los mismos que exigen autonomía a nivel departamental, pero esta vez justificando legalmente que no es posible poner en práctica la autonomía en casa. Se han esforzado por todos los medios en intentar convencer que no es posible otorgar la posibilidad que el pueblo de forma directa elija a sus autoridades y defina el destino de sus recursos, porque sencillamente la ley no lo establece. El alcalde designó a un partidario suyo (muy cuestionado) como subalcalde y la población no lo acepta. Pero como (aquí) todo se arregla por debajo de la mesa, después de la revuelta curiosamente todo quedo en nada, incluyendo a los medios de comunicación.

El Palmar (Palmar Chico), otra población que exige que sus autoridades sean elegidas mediante mecanismos populares, fue negada/frenada/frustrada en seco en su intención porque también una persona “de confianza” del alcalde fue designada pero es objetada por la población. Habilidosamente el alcalde logra que la población de palmar chico acepte escoger una terna para que el alcalde finalmente designe a quien le convenga. Una vez más, de manera espectacular boicotean la demanda práctica de la autonomía que tanto se predica aquí.

Llama mucho la atención que los mismos que levantaron las banderas de la autonomía, sean los que no ahorren ningún recurso/estratagema para negarle posibilidades de ejercicio de la autonomía a los que piden en casa. Estos mismos que le exigen autonomía al Gobernador, son los mismos que sin empacho le dicen a sus gobernados que no es posible. Curiosamente, usan exactamente los mismos argumentos que explota/reitera el Gobernador o el Gobierno Nacional. Que es ilegal, que es político, que es desestabilizador, que quieren dividir, que buscan la confrontación, que afectará la inversión pública, que no podrán diseñar políticas públicas, etc., etc. Palabras menos, palabras más, los argumentos son exactamente los mismos.

Hay una vergonzosa hipocresía que no buscan ocultar cuando se trata de concentrar la mayor cantidad de poder en un dedo. La lógica es que la autonomía es buena cuando se la aplica al otro, pero cuando los gobernados me exigen, entonces es mala. (Yacuiba 05/12/10)

No hay comentarios: