lunes, 31 de enero de 2011

Los destructores del Chaco


Librepensante

Los destructores del Chaco

ESTEBAN FARFÁN ROMERO

E-Mail: farfan2007@gmail.com

Telf. (591) (4) 6832290; Cel. 77180451

Yacuiba – Gran Chaco – TARIJA - BOLIVIA

"Las democracias se alteran sobre todo por la insolencia de los demagogos". Aristóteles.

Inspirado en las “profundas y oceánicas” reflexiones de una autoridad (que tiene inteligencia de la profundidad del charco) que cada día pierde más amigos porque está en el infortunio político, quiero hacer una relación/reflexión de los verdaderos destructores del Chaco.

Primero para ser destructor político (reducir a pedazos, echar abajo algo, ocasionar grave daño), hay que contar con las condiciones (léase capacidad) para hacer la destrucción. Es decir, con poder.

Los demagogos, popularmente conocido como los mentirosos, los embaucadores, los charlatanes de plaza que arman discursos bonitos con el solo objetivo de ganar la adhesión de pueblo. Pero, lo más graves es que ellos saben que están mintiendo, saben que están engañado, pero se animan a hacerlo porque también saben muy que el pueblo es ignorante y pobre de espíritu, por lo que se les facilita la macabra operación.

Los demagogos y charlatanes profesionales de la política tienen características especiales y precisas. Se los puede identificar sin mucho esfuerzo. Aquí abundan estas subespecies, alimañas sociales, sabandijas chupasangres, parásitos. Son autoritarios y abusivos por naturaleza, insolentes y arrogantes, de fácil elocuencia, un dominio de la persuasión, pero no de la convicción. Este espécimen, no duda nunca jamás, vive de afirmación y negaciones rotundas. Es un necio perfecto, un idiota. Es violento, provocador nato, pendenciero. La difamación y la calumnia suelen ser sus armas predilectas, preferidas. Recurre, si es preciso, a las emociones inflamadas. Es teatrero, actor de telenovela barata. Utiliza la ironía retadora o el humor bufonesco, pero nunca los argumentos y las ideas, porque no posee ninguna. Desprecia los pensamientos porque no sabe pensar. Aquí hay uno que odia las bibliotecas y además a los ratones; odia los libros porque no tiene neuronas, sino sólo testosteronas excitadas que bullen. El día que tiene que leer algo, se enferma, se quiere morir porque es una tortura china. Nació para hablar artificios, astucias, artimañas, tetras.

Su oratoria se asienta en los prejuicios más rastreros, bajos, viles, miserables. Desprecia cualquier opción alternativa, aunque hable difusamente de democracia, de derechos humanos. El reduccionismo histórico está siempre presente en su discurso. Emplea la mentira de forma descarada y sin parpadear. Adulador de los sentimientos populares, de la masa, de la plebe. Adora seducir, cautivar, embelesar al pueblo con palabras adornadas, engalanadas con el fin de cohesionarla a sí mismo. Pero es el caudillo, el machote, el defensor matón de los intereses de la plebe ignorante. Se cree el mesías, el enviado de Dios, el todo poderoso, el inmune, el superan. Sin embargo es una escoria, un accidente de la historia, un pobre rufián ignorante. Un esperpento.

Utiliza con naturalidad las técnicas de la intriga. Recurre a gestos y expresiones bajas y chabacanas. Manipula a su conveniencia y provecho el vocablo "pueblo". Narcisismo unido a una pedantería insoportable. Le gusta rodearse de gente sumisa para que lo adulen y admiren. Gusta mucho de los criterios ligeros, livianos. Es un peripatético completo, acabado. Fabrican historias funcionales a sus propósitos personales egoísta. Son agiotistas de la política, oportunistas, especuladores.

Los demagogos siempre son un sarampión pasajero. El pueblo más temprano que tarde se convence del terrible error que cometieron (aunque tarde), pero se dan cuenta y los sacan a empellones. Fuera lenguaraces.

Hay personas que han nacido para ser deshonesto, es una falla incomprensible de fábrica. Nacieron para ser picaros, audaces, intrépidos, bizarros. Tienen una incapacidad genética que no pueden superar por más esfuerzo que hagan. Están predestinados para hacer el mal a los pueblos. Sólo la aplicación de una quimioterapia, puede controlar el avance de este tumor/quiste canceroso.

Han creado ficciones hechiceras como la autonomía regional con el único fin de succionar los recursos públicos del 45% de forma acelerada.

Hay tres insignes demagogos que se llevan todos los premios Oscar. Buenos para nada, cero a la izquierda, una sombra, hombres que camina por la sombra.

El Gran Chaco desde hace diez es rehén de un grupo de pancistas, oportunistas, demagogos, picaros. Agiotistas y especuladores de la política. ¿Habrá algún día que el Gran Chaco tenga una autoridad que ejerza el poder, la autoridad de un modo recto, justo y sobre todo virtuoso?

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es un simple periodista (ratón de biblioteca), analista político y docente.

E-Mail: farfan2007@gmail.com

E-Mail: estebanfarfanromero@hotmail.com

Blogs. www.farfanopina.blogspot.com

Twitter: @estebanfarfanr

Facebook: www.facebook.com/estebanfarfanromero

Copyright © 2010, Visualiza Comunicación

2 comentarios:

Desde Santa Cruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.