viernes, 22 de julio de 2011

Que se Vayan Todos

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO

Que se Vayan Todos

ESTEBAN FARFÁN ROMERO

E-Mail: farfan2007@gmail.com

Jorge Arias, uno de los más curtidos políticos del Chaco proveniente de la vieja política, de origen chuquisaqueño, residuo inexterminable de los partidos conservadores (MBL) que ya desaparecieron hace tiempo, y que permanece casi 20 años de concejal gracias a su formidable habilidad de acondicionarse a las realidades y circunstancias políticas. En una elección se hizo concejal gracias a una usurpación muy bien montada alterando resultados en actas electorales en el que se ha demostrado con pruebas que se hizo trampa, pero el recurso de preclusión lo benefició. Cardozo fue el que le hizo la denuncia ante la extinta Corte Nacional Electoral.

Jorge Arias personifica a cabalidad y de cuerpo entero al político demagogo y populista que recurre a cualquier recurso con tal de asirse del poder. Aquel que apela a las emociones (sentimientos, amores, odios, miedos, deseos) para ganar apoyo, sustentando su estrategia en el uso de la retórica y la propaganda altisonante y rimbombante. Arias es uno de los que construyo un muro entre el Chaco y Tarija, uno de los fogoneros del odio entre chaqueños y chapacos.

Aristóteles y luego Polibio fueron los primeros en calificar a la demagogia como degeneración de la política e identificaron a los demagogos como amenazas a la democracia y al pueblo. Polibio acuñó la frase oclocracia, luego otro filósofo argentino contemporáneo bautizó a este tipo de acciones como kakistocracia, término que proviene de kakos (caco, ladrón que roba con destreza).

En varias ocasiones he desafiado a Arias y/o a Cardozo a un debate público sobre la autonomía, pero siempre se corrió al primer desafío. Lo que pasa es que no tienen las mínimas condiciones de sustentar sus argumentos falaces y embusteros.

Por medio de la prensa tarijeña Arias, ha anunciado que en la próxima cumbre chaqueña (¿?), pedirá que el presidente de la Asamblea Regional, Raúl Mansilla sea sometido a referéndum revocatorio supuestamente porque estaría cometiendo “errores”. El burro hablando de oreja

El Chaco tuvo la muy mala suerte de tener como autoridades a lo “peorcito” de la sociedad, a los mediocres, a los desechos, a los que cargan un titulo pero no tienen profesión, a los que nunca tuvieron la pequeñísima capacidad de ejercer la supuesta profesión que dicen tener, porque no tienen las mínimas condiciones. En la fauna política tenemos abogados, motoqueros, dentistas, sicólogos, agrónomos, economistas mediocres, fracasados, malogrados, todos malos, inútiles que saltaron a la política porque vieron que es posible salir de pobre sin esfuerzo, y lo lograron.

La brillante idea de Arias es parte del circo montado, parte de la tragicomedia porque todo el mundo sabe, menos él lenguaraz concejal que no existe Ley de referéndum que habilite el procedimiento para llevar a prueba de votos a las autoridades. Todos sabemos que no habrá porque el MAS está en serios aprietos de legitimidad, pues cada día que pasa son más los desencantados.

Esta falsa intención es parte de la farsa que busca ocultar algo que se viene. Un mal pesando dijo que Arias reaccionó de esa manera porque el actual presidente de la Asamblea ha echado a su hijo de la Asamblea Regional. ¿Coincidencia? Cuando un periodista le hizo esta pregunta, no supo salir del paso.

La verdad es que el pueblo tiene que aguantar a las actuales autoridades hasta el 2015, porque dudo que el Gobierno habilite una Ley de referéndum para darle posibilidad al pueblo de evaluar a los gobiernos/representantes. Varios ciudadanos me solicitaron que promovamos revocatorio para todas las autoridades, me consultaron cuáles serian las formas de sacar a las actuales autoridades. Les dije que hay cuatro medios; muerte, renuncia, impedimento prolongado, sentencia ejecutoriada y revocatoria. La única que depende del pueblo es el revocatorio y está inhabilitado en este momento.

La verdad de las cosas es que deberían irse todos, absolutamente todos. Por mediocres, por inútiles, ineficientes, inservibles, improductivos, negligentes y algunos por corruptos. Si tuvieran un poquito, sólo un poquito de amor por a este pobre pueblo que se siente estafado, engañado, embaucado, que constata que no cambió nada, renunciarían voluntariamente para que otros asuman la responsabilidad de administrar este proceso. Los únicos que se beneficiaron con la autonomía, fueron ellos mismos con elevadísimos salarios, recursos económicos a disposición y todas las ventajas, varios de ellos salieron de pobre en un año, ostentan vehículos lujosos. Todos deberían irse, no solo uno. (Yacuiba 19/07/11)

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.

E-Mail: farfan2007@gmail.com

Blogs. www.farfanopina.blogspot.com

Twitter: @estebanfarfanr

Facebook: estebanfarfanromero

Skipe: estebanfarfanromero

Copyright © 2011, Visualiza Comunicación

No hay comentarios: