lunes, 12 de diciembre de 2011

Setar


El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Setar
ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Esto ya es el colmo de los colmos. Hoy domingo por la tarde (11/12/11), estaba terminando de corregir un trabajo que debía entregar/enviar impostergablemente al finalizar el día, y se produce un corte imprevisto de energía eléctrica general, ocasionándome un perjuicio de proporciones. ¿Quién me resarce este daño? Como estos cortes inoportunos, son constantes y permanentes en los últimos tiempos en Yacuiba y Villamontes. Desde la nueva administración (Gonsalo Sosa, MAS), el servicio ha empeorado de manera muy importante generando perjuicios enormes en la actividad productiva, institucional, comercial, etc. Del Chaco.
La semana pasada un corte no programado, en pleno trabajo me quemó una computadora costándome casi 300 dólares la sustitución de las tarjetas. Quejarse en la empresa es todo un suplicio burocrático y humillante, por lo que opté por lo práctico, aguantar/soportar la situación y cargarme el perjuicio.
Gonsalo Sosa es el gerente de la empresa Setar, es administrador de empresa y no un experto en temas de energía eléctrica, el anterior gerente era un Ingeniero Eléctrico con experiencia en el rubro, pero como hubo nueva administración en la Gobernación Departamental, se procedió a los cambios como ocurría en los buenos tiempos de los partidos políticos del MNR, ADN, MIR, etc.
Según un periodista local, en la gestión de Sosa (MAS), se habría abultado la ya sobrecargada burocracia con más de 30 nuevos empleados a la planilla, ocasionando más bien un servicio peor. Lo mínimo que se espera es que el servicio mejore, pero es al revés. Los incorporados fueron a ensanchar el grupo administrativo, y no el técnico como se esperaría. En Setar se perciben jugosos salarios, por lo que el destino de recursos a las planillas es cuantioso.
Ya en la administración de Camino al Cambio, la planilla de Setar se ha abultado demasiado acomodando a los conmilitones del partido, cargando ese superávit en las espaldas del pueblo a través de la facturación del servicio. Esas incorporaciones terminan pagando el pueblo (usuario) en su factura mensual.
Por eso tenemos el servicio más caro y deficiente. Medio en broma y en serio cuando estaba en el Comité Cívico decía que en el Chaco se asienta un pajarito en una de las líneas, y se corta la energía. Cuando hace viento y/o llueve con seguridad hay cortes, así que hay que correr a buscar las velas o el mechero.
¿Quién le pone fin a este asunto? Cuando no pagas, inmediatamente te cortan el servicio. En eso son muy eficientes. ¿Quién sanciona a Setar por los enormes perjuicios que ocasiona? Aquí no hay ATT, ni Gobierno Municipal que asuma su papel de regulador/moderador. Por eso, Setar hace lo que le da la gana con nosotros, y nadie dice pio. Nos hemos convertido en dependiente casi absoluto de este servicio, porque todos los instrumentos dependen de la alimentación de energía eléctrica. Setar corta el servicio y automáticamente todo (o casi) todo el mundo en el Chaco paraliza actividades.
Lo paradójico es que de las entrañas del Chaco sale energía (gas) para alimentar las mega termoeléctricas de Brasil, Santa Cruz, Cochabamba y la Paz, y en el Chaco tenemos que tener la vela a mano porque en cualquier momento se corta la energía eléctrica. No solo se corta, sino que hay que soportar los golpes de carga (subida y bajada de tensión), y la inestabilidad en la provisión. Nunca se suministrar 220 w, hay lugares donde llega sólo 100 w.
Setar se ha convertido siempre en botín político de los partidos de turno. Muchos dijeron que con el MAS llegaría el cambio, pero los hechos demostraron que ese slogan era sólo eso, un slogan, y sólo para el discurso. El cambio sirvió únicamente para coger los votos de la gente y después hacerse pis en el cambio.
Se ha denunciado un hecho irregular en la alteración del sistema de facturación de la empresa, y hasta la fecha no se conoce nada sobre las investigaciones/imputaciones/sanciones. Se ha vinculado familiarmente a la persona que supuestamente habría manipulado el secreto sistema informático con el actual gerente, pero todo quedó en top secret. Me comentaron que los únicos que tienen conocimiento y acceso a la clave del sistema son dos personas; el gerente y el responsable de informática. Todo quedó en el misterio e impunidad.
Setar se ha dado a la tarea de abrir puntos de cobranzas (iniciativa que es buena) haciendo mucho ruido mediático y publicitario, pero el servicio no ha mejorado. No hay día que no haya cortes programados, y también cortes intempestivo provocando apagones y perjuicios de proporciones. No entiendo ese castigo insufrible de los permanentes “cortes para mantenimiento de línea”, como si tendrían que hacer casi diariamente limpieza, tezado, medición, cálculo, etc. de las líneas. Algunos técnicos dicen que es una forma encubierta para el hacer el racionamiento.
No sólo que la energía eléctrica en el Chaco es mala en cuanto a calidad, sino que es la más cara de Bolivia. Mientras esta situación continúe, no hay posibilidades que la región se convierta en competitiva para atraer inversiones que promuevan el desarrollo económico como muchos soñamos. Personalmente he insistido mucho en que deberíamos usar inmediatamente los recursos de las regalías para resolver este problema, pero nuestras autoridades insisten en el cemento. El Chaco requiere resolución con urgencia en temas como el agua, energía eléctrica, desarrollo productivo, educación, salud y seguridad ciudadana. Todos los políticos saben esto, pero como las iniciativas y las energías están concentradas en cómo garantizar el diezmo, se acomodan los proyectos a esos objetivos personales  y de vigorosos grupos de poder. De estos temas sólo se habla en tiempo de campaña, después que la gente se las arregle como pueda.
El Chaco ha tenido buena  y mala suerte. Buena suerte porque Dios nos ha regalado recursos naturales muy valiosos y escasos; y mala suerte porque tenemos autoridades que lo único que les interesa es hacerse ricos lo más rápido posible. Trabajan día y noche incansablemente para garantizar el diezmo hasta de un bolígrafo. Buscan gastar (no invertir) el dinero público en proyectos que les garanticen el diezmo, aunque sea insulso. Todos nuestros políticos tienes ojos de cemento. Buscan licitar obras faraónicas a costos extraordinarios. Las regalías se han convertido en cantera de nuevos ricos. Así como tenemos mucha plata, también tenemos autoridades incapaces, mediocres, ciegos y sobre todo egoístas.
Con tanto recursos que quedan sin usar cada año, ya hace mucho tiempo habríamos resuelto el problema si es que verdaderamente habría voluntad y capacidad para resolver este problema colectivo.
No hay ningún senador, diputado, concejal, asambleísta, fejuve, comité cívico o alguna autoridad que se haya pronunciado al respecto. Todos están sospechosamente adormecidos y mudos, lo que me llama la atención extraordinariamente.
Hace días estuve algunos días en Villamontes, y la situación es mucho peor que en Yacuiba, porque los cortes son más frecuentes y más prolongados. Ni que decir en Caraparí, que el servicio parece foquitos navideños. No entiendo por qué los chaqueños somos extremadamente pasivos/indiferentes y medio pelotudos en este sentido. No protestamos, no presionamos, no exigimos, no decimos nada ante este tipo de situación catastrófica. Por eso varios picaros vestidos de políticos, amasan fortunas con la complicidad de un pueblo conformista, manso y doblegado.
Son tiempos en que se habla de muchos millones de dólares que no se gastan por falta de iniciativas, capacidad y visión. El pueblo sigue jodido, soportando los abusos de la burocracia pública. Seguimos viendo como muchos políticos se convierten rápidamente en millonarios, cuando antes de la asunción eran modestos. No dudan en ostentar sus nuevas adquisiciones caras y prohibidas para la gran mayoría de los mortales. Antes usaban micros, ahora exhiben sus Runner 2012 de 80.000 sin ponerse colorados.
¿Dónde está la Asamblea Regional que debería ordenar la inversión pública? A los asambleístas les sugerí que el año 2012 declaren el año de la energía eléctrica, forzando los presupuesto seccionales de los Ejecutivos a destinar un porcentaje (40%) para el uso de un tema especifico, involucrando al Gobierno Nacional, Gobernación departamental y de los municipios. Les dije que el 2013 declaren año del agua y así sucesivamente. Ese es el objetivo de la Autonomía Regional, la concurrencia pública. Pero nuestros brillantes y lucidos asambleístas andan felices cada uno en nuevas vagonetas de lujo con chofer en la puerta, viajes en avión, secretarias, asesores que les cargan el celular o sirven para ir a comprar coca y cigarro, fiestas los fines de semanas. Andan muy entretenidos en disfrutar/deleitarse/divertirse en su calidad de asambleístas para atender temas del pueblo.
Les pedí de forma reiterada a nuestros asambleístas regionales que el 2012 direccionen/concurran la inversión del 45% a resolver los problemas más urgentes como la energía eléctrica, pero lamentablemente la historia se repite calcada. Nuevamente los ejecutivos harán piñata con los recursos del 45% disputándose ferias, fiestas, adornitos y regalitos de espejitos con los Gobiernos Municipales. Otro año perdido, otra oportunidad desaprovechada por la falta de capacidad e idoneidad en nuestra Asamblea Regional que se ha empeñado en demostrar que es inútil. Caraparí y Villamontes por separado pretenden resolver sus problemas adquiriendo grupos de generación, cuando lo que debería suceder es que se problema debería ser encarado por el Chaco en su integridad. ¿Dónde está la Autonomía Regional?
El Gobierno Nacional a través de Ende, ha anunciado el año pasado en tiempos de campaña electoral la construcción de una termoeléctrica en Sachapera. De ese acto participó nuestro alcalde Carlitos Bru. Hasta la fecha no se sabe nada de ese megaproyecto que sólo quedo en megaanuncio y discursos rimbombantes. Así se engatusa/embauca al pueblo y aquí dentro tenemos cómplices del engaño.
Gracias a la Asamblea Regional, el 2012 vamos seguir soportando los cortes constantes y permanentes que Setar se place haciendo, torturándonos la vida a los que tenemos que trabajar y no tenemos el sueldo asegurado a fin de mes por no ser empleados públicos.
Esta es la realidad descarnada del Chaco que mucho no quieren decir por miedo, o por conveniencia. (Yacuiba 12/12/11).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Copyright © 2011, Visualiza Comunicación

No hay comentarios: