viernes, 17 de febrero de 2012

El Carnaval y el Dengue


El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
El Carnaval y el Dengue
ESTEBAN FARFÁN ROMERO

Mientras los funcionarios municipales y de otras reparticiones públicas de Yacuiba corretean entusiasmados buscando los trajes costosos, ensayando pasos nuevos y derrochando alegría impulsadas por el licor en fiestas preparativas de calentamiento, el mosquito Aedes aegypti se lleva vidas humanas al otro mundo y también está de fiesta contagiando el dengue.
Tuvieron que acumularse varias personas con dengue para que las autoridades se preocupen por el asunto. Varios líderes de opinión exigieron prevención en su momento, pero nuestras autoridades se hicieron de los oídos sordos.
Otra niña, víctima del dengue
El jueves (16/02/12), una niña de 9 años falleció en medio camino (Camiri) cuando era trasladada a Santa Cruz para una atención especializada, porque aquí en Yacuiba no existen las mínimas condiciones para la atención de este tipo de emergencias. Lo mismo ha ocurrido el año pasado, una niña fue víctima fatal del dengue. ¿Alguien se hace responsable de la muerte de esta inocente niña? Lo que hace la negligencia.
Ante la tragedia, hoy por los medios de comunicación la sociedad se ha manifestado protestando contra las autoridades locales que muestran indiferencia/indolencia. Hubo algunas acciones limitadas de limpieza.
Hemos sugerido que ambas autoridades (Acalde y Ejecutivo Seccional), asuman un compromiso conjunto de lucha frontal contra el dengue. Por ejemplo sugerí que un día domingo se paralice la todas las actividades en Yacuiba y todo el mundo en su casa limpie su casa y se deshaga de toda cosas que puede incubar los huevos de los mosquitos. Una fumigación total (en las calles y casas) de toda la ciudad, con la participación de las Fuerzas Armadas, Comité Cívico, organizaciones sociales, etc.
Como aquí las autoridades están con miramientos y celos a cada paso, es muy difícil lograr que se piense primero en la población, porque sus interese políticos personales son más poderosos. Así que cada uno hace su campaña como puede de manera descoordinada, pero muy bien publicitada. Todo de forma improvisada y a toda prisa, sin planificación, ni cronogramas. No es la primera vez que esta enfermedad nos visita, pero no se aprende, no se previene.
Lamentablemente, tuvo que morir una niña nuevamente para que las autoridades se muevan y busquen atacar al vector, aunque a destiempo. Las autoridades de Salvador Mazza (Argentina), han visitados a nuestras autoridades para manifestarles su gran preocupación por el dengue y han puesto a disposición de las nuestras todo el apoyo que requieran. Allá, son muy responsables con la salud, aquí les interesa más el carnaval que resolver este problema.
El Gobierno Municipal esta erogando importantes gastos para celebrar a lo grande el carnaval este domingo y el sábado 25 la Subgobernación hará su propia entrada carnavalera paralela a la Municipal. ¿Qué tal?
Todas las instituciones, líderes de opinión le piden al alcalde que le preste un poquito de atención a la salud, pero da la impresión que es un asunto que no está en su prioridad porque hasta la fecha muy poco se ha hecho. Los que tiene recursos (entre ellos los políticos) se hacen atender por especialistas en una clínica o alquilan una avioneta y son trasladados a Santa Cruz o Salta en una emergencia, pero el pueblo pobre que es mayoría, debe acudir aterrorizados y bien persignado al Hospital público. Si tiene suerte sale con vida, o lo envían a Tarija o Santa Cruz. En la mayoría de los casos, cuando son evacuado a Tarija mueren a antes de llegar porque los caminos a Tarija parecen estar bombardeados todo el tiempo. Si son llevados a Santa Cruz tienen un poco más de suerte.
El Hospital de Yacuiba Rubén Zelaya, no tiene las mínimas condiciones para atender a los pacientes con enfermedades comunes, y no tiene capacidad para especialidades. Ante la presión de la sociedad se le ha pedio al alcalde que adquiera un tomógrafo, éste dijo en una ocasión en el Comité Cívico que no iba a comprar un tomógrafo porque era para los borrachos.
El Chaco gracias a las jugosas regalías por el gas que se explota en nuestro suelo, goza del 45% (del 11%) transferido de forma directa desde las cuentas de YPFB. Sin embargo, hasta la fecha no existen políticas, ni decisiones/voluntad en nuestras autoridades políticas por resolver los problemas de salud. Los hospitales públicos del Chaco son para llorar, para morir.
Hay mucho dinero, lo que no existe es voluntad y capacidad para encarar este problema. Cada año casi 1.000 millones de bolivianos se quedan sin gastar pero el pueblo sigue sin salud, sin educación, sin seguridad ciudadana, sin empleo, sin futuro.
En el Chaco hay una aguda crisis de iniciativas, de visión, de compromiso, de sensibilidad, de amor regional de nuestros políticos. No hay capacidad para resolver los grandes problemas que nos afligen desde hace mucho tiempo pesar de la gran cantidad de dinero existente. Tenemos políticos verborrágico, elocuentes, pero con muy escasa capacidad de gestión.
Las malas lenguas dicen que los proyectos de salud no brindan los réditos económicos (léase coimas) como los relacionados al cemento. Será por eso que nuestros políticos hacen énfasis en proyectos relacionados al cemento y a ornamentos, porque son vistosos y fastuosos para la publicidad.
El alcalde municipal ha dicho que no es responsabilidad de las autoridades la lucha contra el dengue sino del pueblo. Cuando los periodistas inquirieron alguna respuesta a los cuestionamientos de la población, muy molesto dijo que la gente no toma las previsiones. Ups.
Como ya comenzaron las fiestas carnestolendas, nuestros políticos postergaron todo para después de carnaval. Así que si alguien decide enfermarse de dengue en estos días, tiene muchas probabilidades de perder la vida. Espere que nuestros políticos terminen de carnavalear, están ocupados desestresándose. Espere, aguante, tenga paciencia. (Yacuiba 17/02/12).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @estebanfarfanr
Copyright © 2011, Visualiza Comunicación

No hay comentarios: