martes, 1 de enero de 2013

Mi Último Articulo


El dedo en la llaga ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Mi Último Articulo
ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter@EstebanFarfanR

“En la política, la escoria sube a la cima”. F.A. Hayek

El 2012 ha sido una año muy complicado para el Chaco, porque en la gestión publica estuvo marcado por la ineficiencia, la improductividad la mediocridad y el despilfarro. Este año ha demostrado que nuestras autoridades no tienen visión, no tienen el mínimo interés por resolver los problemas de la gente, su prioridad única es succionar la mayor cantidad de dinero de las regalías en beneficio propio y de su grupo de poder.
Este año ha demostrado que la autonomía regional ha sido una estafa política, un fraude muy bien armado por el PAN y el MAS para hacer la toma del poder para hacerse ricos de la noche a la mañana gracias a la corrupción impune. Que sólo ha servido para que una mafia política se consolide en los espacios de poder publico estatal, y abuse sin control. Esta transversal y poderosa mafia política es capaz de hacer (o mandar hacer) cualquier cosa con tal de preservar/defender sus privilegios.
El Chaco esta atravesando por un momento excepcional gracias a los recursos naturales que recibe/posee en sus entrañas, por lo que hay una gran cantidad de recursos en las cuentas publicas como resultado de las regalías que por ley le pertenece. Estas regalías no le cuesta a nadie nada. Quizás por ello hay una especie de apatía en la población, en cuanto al control social en la inversión publica. Los controladores sociales oficiales, participan del festín llevándose también parte de la torta. Los voraces políticos que tenemos, aprovechan esta ventaja para sacarle la mayor tajada a la plata de todos.
Somos ricos en dinero, pero tenemos una pobreza total en materia de lideres visionarios, comprometidos con su pueblo, honestos. Hay tal egoísmo en nuestros dirigentes que no les causa ningún problema de conciencia el dolor por el que atraviesan miles de familias que viven en la pobreza y miseria. Familias que deben comer menudencias de pollo para sobrevivir y trabajar arduamente para mantener su familia.
Mientras tenemos políticos que despilfarran la plata de la corrupción en deportes caros, fiestas fastuosos, cambios de vehículos de último modelos, etc., el pueblo sufre las consecuencias de la falta de capacidad para gobernar y hacer gestión. En Yacuiba llueve unos minutos, y la ciudad se inunda porque a ninguna autoridad le da la gana de hacer el drenaje pluvial. Como siempre, los más perjudicados son los mas pobres, los abandonados, los olvidados, los miserables. El pueblo trabaja para sobrevivir, y los políticos piensan para robarse la plata del pueblo.
Yacuiba percibe cada año (como nunca en su historia) casi 1.500 millones de bolivianos por año, pero no tenemos un mediano hospital, drenaje pluvial, seguridad ciudadana, educación, desarrollo productivo, empleo.
Tenemos tal pobreza de lideres visionarios que no tenemos las mínimas condiciones de vida. Tenemos gran cantidad de recursos, pero la solución a los problemas no llega nunca.
Santa Cruz con las dos terceras partes de los recursos que ha recibido el Chaco hasta el año 2010, ha logrado convertirse en la locomotora productiva del país, gracias a lideres que poseyeron la visión, cariño y compromiso con su pueblo e historia, para cambiar la realidad de esa región. Aquí, solo tenemos nuevos ricos gracias a la corrupción y a la protección del gobierno nacional, simplemente porque son sus aliados o partidarios.
Tenemos políticos oportunistas/politiqueros que solo les interesa enriquecerse y amasar fortunas rápidamente y sin  esfuerzo a través de las coimas, contratos vinculados, trafico de influencias, subasta del voto, chantaje. Politiqueros aventureros que vieron la mejor oportunidad de hacerse millonarios sin trabajar gracias a las influencias que consiguieron con los cargos públicos. La gran mayoría de los políticos que tenemos en la actualidad en el Chaco, son fracasados en sus profesiones (los que tienen), o como empresarios quebrados, pero “milagrosamente” cuando asumieron funciones publicas, cambiaron sus vidas de manera radical, convirtiéndose en exitosos económicamente.
Hay una ley que obliga a los funcionarios públicos a transparentar las cuentas de los funcionarios públicos, a que se les investigue el origen de sus fortunas, pero da la impresión que la ley solo se hizo para los opositores, porque no se aplica a los masistas, y aliados.
Hay una mafia muy bien organizada que se ha anquilosado en espacios de poder muy importantes para succionar los recursos. Están prendidos con uñas y dientes del poder que no dudaron en mandar a quemar al único periodista que denunciaba valientemente  la corrupción en Yacuiba.
Una elite que no tiene ideas, no tiene plan, no posee ideología, solo una ambición desmedida por embolsillarse la plata del pueblo. Por la plata son capaces de hacer cualquier cosa.
Yacuiba tiene la oportunidad de limpiar la casa de esta basura. Si la mafia política de Yacuiba no es desmontada y desarticulada, el progreso al Chaco nunca llegará.
Este es mi ultimo articulo, por este año. (Yacuiba 31/12/12)

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter@EstebanFarfanR
Copyright © 2012, Visualiza Comunicación

No hay comentarios: