domingo, 26 de mayo de 2013

Tarija: rica pero pobre

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO

ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR

Como resultado de la gran cantidad de recursos naturales (gas) que posee el Gran Chaco (Tarija) es que se ha elevado de manera importante los recursos públicos por concepto de las regalías. Una compensación por el explotación de los recursos hidrocarburíferos. 

El año 2012, Tarija ha sobrepasado los 4.000 millones de Bolivianos por concepto de Regalías e IDH. Casi el 100% de los recursos que percibe la Gobernación, es de las regalías. Hace poco el presupuesto de la Prefectura no sobrepasaba los 4 millones de Bolivianos, ahora es más de 4.000 millones. Este año, se tiene previsto que el monto será mayor. 

El Chaco percibe el 45% del 11% departamental. Es transferido de forma directa nominalmente, pero necesariamente, todavía, los proyectos deben pasar por la aprobación de Tarija capital. El Chaco, como nunca en su historia, ha percibido una gran cantidad de recursos económicos de forma directa. 

Se calcula que el Gran Chaco desde el 2003 hasta el 2012 por concepto del 45%, ha recibido de forma directa más de 7.000 millones de Bolivianos. La proyección es muy alentadora, tomando en cuenta que se aumenta la producción, aunque los Campos están en declinación.

El problema de fondo de Tarija y el Chaco es que no tiene una élite visionaria, inclusiva y comprometida con su región. Tuvimos mucha suerte al contar con valiosos recursos naturales, pero no fue igual con nuestra élite. Los grupos de poder son voraces, egoístas y deshonestos. Su visión termina en el aprovechamiento particularista de la renta. Su interés es únicamente económico y de beneficio personal y de grupo. 

Por un lado, en tiempos de los partidos tradicionales, los grupos de poder se han disputado ferozmente el pedazo más grande de la renta, mediante mecanismos poco nobles y decoroso. Familias ligadas a los partidos que controlaban las instituciones públicas, se adjudicaban proyectos grandes, sin cumplir las mínimas condiciones. El resultados siempre fueron obras deficientes, pero aparecían nuevos ricos. 

En tiempos del MAS, las cosas cambiaron poco. Los grupos de poder siguen pugnando llevarse a casa el mayor retazo de la codiciada torta, con la diferencia que lo hacen de manera solapada y camuflada. Pero ahora, también son los grupos corporativos populares muy bien organizados los que presionan para acceder directamente a los recursos económicos en efectivo. 

Tarija ha caído en el rentismo, en la maldición de los recursos naturales. Tenemos mucho dinero que salió de la tierra y como no le costó a nadie, la mayoría de los ciudadanos es indiferente. Nos existen políticas públicas que optimicen el uso de los regalías, se busca gastar, no invertir.

Las autoridades han demostrado que buscan extraerle el mayor beneficio personal a los recursos públicos. Se programan, se diseñan presupuestos con el fin de obtener ventajas a través de las “coimas”. Por eso se hace mucho énfasis en inversiones de cemento. Esto proyectos son programados sin ninguna planificación, sin una visión estratégica de desarrollo. Responden a la avidez de blanquear el robo del dinero público. Hay carreteras con evidente sobre precio, que no beneficia a nadie, no lleva a ninguna parte. 

Comparativamente, en el Chaco las obras cuestan dos, hasta tres y cuatro veces más que las que se construyen en otras partes. Hay muchos proyectos faraónicos insostenibles de cementos que pronto se convertirán en elefantes blancos. Eso no importa, porque lo que se busca es cobrar la coima. Mientras más grande y cara la obra, mejor. La coima es más jugosa,

Hay mucha indulgencia deliberada de parte del Gobierno. Dicen que es para tenerlos más controlados. Por ello varios lideres ex emenerristas, ex adenistas, etc. ahora se pintaron de azul. Casi todos ellos, con una veintena de procesos por corrupción pública en el Ministerio público, pero que desde que son aliados del Gobierno, esas causas están congeladas. 

Los campesinos, mediante la presión, lograron elevar el Prosol (Un programa que entrega dinero en efectivo directamente) de Bs. 4.500 a Bs. 6.000 por familia. Ahora, hay grupos que se están organizando, con el fin de buscar la aprobación de una ley que posibilite un Prosol urbano. Todos quieren un pedazo de la torta, y el mecanismo es el corporativismo. 

Se hace entrega de este dinero directamente desde el 2007, y la realidad del campesino no ha cambiado mucho. Hay programas asistencialistas que con recursos de las regalías les construyen viviendas, financian proyectos productivos, se donan herramientas de trabajo, semilla, y cuando no producen por inclemencias del tiempo, se compensa inmediatamente en efectivo. 

Hasta la fecha no se ha demostrado que ese tipo de decisiones, hayan ampliado o mejorado la producción. Tampoco ha mejorado la calidad de vida del campesino. Lo que si se ha verificado, es que este programa a hecho rico a muchos dirigentes campesinos. Muchos, saltaron a la política, y manejan importantes instituciones del Estado, con resultados desastrosos.

Los indígenas del Chaco exigen que el Estado les entregue víveres para comer. Bloquean la Ruta 9, cuando les falta los alimentos y consiguen importantes dotaciones. Los burócratas aprovechan para sacarle ventaja a los lotes de víveres con los sobreprecios. Todos ganan.

Los desocupados se organizan y bloquean los proyectos nacionales exigiendo espacios privilegiados. De paso, apadrinan empresas de servicios. 

Los campesinos exigen compensaciones millonarias, por la ejecución de proyectos públicos en sus comunidades que beneficiarán a ellos mismos.

En Yacuiba se ha hecho entrega de unas mini computadoras muy cuestionadas por sus sostenibilidad a los estudiantes de primaria a un costo de 386 dólares. En la India se entrega Tablet con mayor capacidad y utilidad a 35 Dólares. Por la repetición recurrente, pretenden convencernos que gracias a las computadoras, desde el próximo año enviaremos bachilleres eximidos a la Universidad de Harvard (EE.UU.) o de Universidad de Cambridge (Reino Unido).

En Villamontes, la Alcaldía este año traerá al popular cantante Marco Antonio Solís para un Festival; en Yacuiba cada año se contrata a cantantes que sobrepasan los 60.000 Dólares. En Tarija se hace lo mismo todos los años, con corrupción demostrada de por medio. Se está despilfarrando el dinero de las regalías de manera impune y descontrolada. Cuando despertemos de la resaca, será triste nuestra realidad. Será tarde.

Tarija y el Chaco ha tenido como autoridades a demagogos y populistas que construyeron discursos muy seductores, pero irresponsables, irreales. Fácilmente lograron convencer a fuerza de mentiras y medias verdades. El objetivo final era hacerse del poder, a cualquier precio. Ahora, esos políticos son los nuevos millonarios que no tienen problemas en ostentas sus suntuosidades. Tienen millonarias inversiones en el extranjero. 

Un alcalde del Chaco se ha comprado un auto de carrera evolution de 140.000 dólares. Cuando le preguntaron, cómo hizo para adquirir ese costoso carro, cínicamente dijo que lo hizo con el ahorro de su sueldo. El alcalde gana 11.000 Bolivianos. En poco tiempo, de ser un empresario fracaso y en ruina, desde que se hizo político, se ha convertido en millonario.

Los tres ejecutivos del Chaco, están haciendo chauchita con los recursos. Toman decisiones en función de las coyunturas y de los grupos de presión. A nivel departamental, la situaciones es catastrófica. 

Siempre los más beneficiados son los grupos corporativos organizados. Los que tiene acceso a los espacios de poder de decisión y los que tienen éxito en la presión. 

El rentismo bloquea la iniciativa productiva, inhibe el desarrollo de una economía con capacidad para generar riqueza de manera independiente. Alienta el populismo, estimula el despilfarro y el desorden. Para el político mediocre es fácil repartir, que diseñar políticas públicas sostenibles que beneficien a la gran mayoría.

Tarija y el Chaco se ha convertido en receptor de inmigrantes occidentales, que trajeron están prácticas. Fácilmente y con mucha eficacia se organizan y presionan exitosamente mediante mecanismo coercitivos mediante la conflictividad. Los beneficios que obtienen son para grupos particulares, y en muchos casos, improductivos. 

Con el MAS y Evo Morales, el Estado paternal, estatista, clientelar y corporativo se ha vigorizado y robustecido. El ciudadano como sujeto político, quedó librado a su suerte. La lógica es organizarse y presionar para obtener un pedazo de la torta, aunque se ponga el serio riesgo el futuro.

Paradójicamente, el rentismo ensancha las brechas de la pobreza y desigualdades, aunque en la retórica política busque lo contrario. Beneficia a parásitos y oportunistas que aprovechan las circunstancias acomodándose fácilmente a los factores de poder.

El dinero de los recursos naturales no es del Estado, sino del ciudadano, pero el Estado nos hace creer que es suyo, y que por noble reparte. El problema es que distribuye mal, siempre beneficiando a quien presiona más y esta mas cerca del poder. Normalmente beneficia a grupos corporativos oportunistas.

En Tarija, vivimos tan pobres en un Departamento tan rico. (Yacuiba 16/05/13).


ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2013, El Quebracho

No hay comentarios: