sábado, 15 de junio de 2013

Chaqueños llunk’us

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO

ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR

El servilismo y la sumisión existió siempre en nuestra política criolla. Esta envilecedora actitud altoperuana arrastrada de la colonia ha sido transmitida también a los chaqueños. Vergonzosamente muchas autoridades han comenzado a asumir estas conductas muy reprochadas por la sociedad. 

El que dio el mal ejemplo ha sido el alcalde de Yacuiba Carlitos Bru (PAN), que ante la primera arremetida del Gobierno, que usaron los proceso judiciales por corrupción, cayó rendido de rodilla a los pies del Gobierno entregándose para así evitar ser llevado preso por las decenas de acusaciones de corrupción pública. Desde que Bru ha demostrado una actitud servil, lambiscona y sumisa ante el Evo Morales, los procesos en la Fiscalía fueron congelados y goza de protección gubernamental en varios casos muy delicados en los que se presume estaría involucrado.

Bru, desde que le mostraron el camino a la cárcel por lo delitos de corrupción por el que se los acusa, no ha tenido el menor rubor y objeción para mostrar sumisión y servilismo ante Evo Morales. Bru proviene de una familia tradicional de Yacuiba, de linaje francés. Cuando conocí a Bru el 2004, estaba cargado de prejuicios racistas sobre los collas y especialmente sobre el MAS. Tenia muchos complejos que no disimulaba con su desprecio y odio por los collas. Era otros tiempos. Bru era aliado apasionado y entusiasta de Jorge Tuto Quiroga y de Jaime Paz Zamora 

En junio de 2011, Bru no ha dudado un instante en ponerse el poncho rojo (símbolo de la cultura aymara pura y dura residente en Achacachi), cargó una bolsa de coca, alcohol y el incienso en mano hizo de kallahuaya en el año nuevo aymara en el centro de la histórica plaza 12 de agosto de Yacuiba. Esta actitud servil le ha costado una lluvia de críticas, incluso de familiares muy cercanos, pero la desmedida ambición que lo domina es más poderosa.

Cuando se elegía a los magistrados por voto popular, Bru obligó a todos los empleados de la alcaldía a marchar a favor del Presi. Ha demostrado que había sido muy dócil y fácil de “convencer”. El diputado Willman Cardozo hace poco le ha dicho que él sabe por qué Bru se “entregó” al MAS. “No aguantaste la primera empujadita, sos un cobarde, traidor”, le dijo Cardozo con elocuencia.

Hoy (14/06/13), el alcalde municipal de Villamontes Robeth Camacho fue contagiado con el síndrome Carlitos Bru. En su discurso por el Cese de Hostilidades transmitido a nivel nacional por el canal estatal, no ahorró alabanzas, loas, cumplidos, elogios a favor del Presidente Evo Morales que participaba del acto cívico. Este tipo de actitud ha generado muchas reacciones adversas en la gente de Villamontes que se considera reserva de la chaqueñidad, con una relación política muy profunda con los partidos tradicionales. 

Camacho no es masista. Llegó a ser alcalde a través por una agrupación ciudadana que el fundó. Al poco tiempo dio la espalda a sus compañeros, incluso éstos lo expulsaron de la organización política por haberse extraviado de los lineamiento originales. Al poco tiempo, apareció rezando la retórica oficial del Gobierno Nacional. Hoy, asumió la misma conducta rastrera e innoble de Bru. El mal ejemplo se esparció por el Chaco. 

En días pasados, Camacho se ha paseado por varias cadenas nacionales de televisión en Santa Cruz, en los que también no ha dejado pasar la oportunidad de expresar su servilismo y genuflexión al agradecerle por “todo” al presidente Evo Morales. Faltaba muy poco para que le diera gracias a Morales por su vida y existencia. Según ellos, nos quieren hacer creer que gracias a Evo es que tenemos gas y existe el Aguaragüe. 

Un servil, siempre exagera, siempre dramatiza, siempre miente, siempre busca engordar el ego del amo, del dueño de su personalidad. Un servil siempre hace de alfombra, y sonríe. 

Uno se pregunta ¿y la autonomía? ¿Acaso las autoridades municipales no son autoridades electas por el pueblo y que los recursos que administran son del Estado y que es obligación del Gobierno hacer la distribución como establece la ley? ¿Acaso el Gobierno no está obligado a cumplir lo que dice el ordenamiento jurídico? Podría ser de alguna manera justificable de un masistas que muchas vences confunde el fanatismo con la gestión, pero tratándose de autoridades que provienen de otros partidos políticos, y opositores de paso. 

¿A que obedece tanta parafernalia innecesaria de pleitesía rancia, humillante y vergonzosa? ¿Tan grave son los delitos que han cometido que no les queda otra opción que actuar de esa manera tan envilecedora y profana?

Lo que llama la atención es que ambos alcaldes proceden de abolengos muy conservadores y de procedencia de partidos políticos tradicionales, y muy conservadores. 

Pero ¿qué es un servil, un llunk’u?
Un llunk’u (voz quechua servilismo) es aquel que ha perdido su personalidad, su dignidad y la decencia, y que para continuar ocupando un espacio determinado, no le queda otro recurso de asumir una conducta servil, aduladora, sumisa. Se expresa en manifestaciones exageradas de adulación, lisonjas, halagos ante el poderoso. En su acepción castellana, llunk’u deriva de “servus” (esclavo).

Carlitos Bru, en circunstancias en que se inauguraba la nueva cárcel de El Palmar (Yacuiba) con la presencia del presidente Evo Morales, salió gratuitamente de manera oficiosa a golpear a Samuel Doria Medina, con el único fin de “quedar bien”, de demostrarle su pleitesía, su subordinación al Presi. Una forma de demostrarle públicamente que ha perdido su personalidad y que es capaz de hacer cualquier cosa por “el Presi”, como gusta llamarlo románticamente a Evo Morales. 

Así como una mujer ha llegado a perder su esencia de dignidad por el proxeneta y es intimada a no salir de la prostituciones mediante el sojuzgamiento sicológico por el vaciamiento de su personalidad, de la misma forma al llunk’u no le queda otro camino que tirarse al piso y hacer de alfombra del poderosos con el fin de preservar sus preciados privilegios. 

En el caso de nuestro políticos, lo que les obliga a actuar de esta forma vergonzosa, indigna y reprochables son las fechorías que cometieron en las funciones públicas. El servil es cobarde, temeroso, aprensivo. 

Se comenta que en el caso de un alcalde del Chaco, para el MAS, sorprendentemente, le fue muy fácil doblegar y someterlo a la voluntad del Presi. Fue suficiente informarle que el Gobierno sabia de los enjundiosos procesos radicados en la Fiscalía Anticorrupción por delitos de serias irregularidades. Se comenta que un diputado masista le mostró los folder que contenían las causas y que estaban avanzando sin pausa. Un diputado, que ahora esta en la vereda del frente, le convenció que era momento de dar pelea y que las posibilidades de éxito eran auspiciosas. Tan solo fue necesario la declaración de prensa de una dirigente regional del MAS, para que el alcalde corriera temblando y orinado de miedo buscando al diputado masista encargado de “convencer” al alcalde de las bondades del proceso de cambio. El alcalde chaqueño le dijo al dirigente masista que es izquierdista y que comparte todos los postulados del Gobierno Nacional. 

Lo cierto es que estas autoridades mágicamente se han convertido en millonarios de la noche a la mañana. El salario que perciben como funcionarios públicos no guarda ninguna relación con la fortuna que amasaron en poco tiempo desde que son autoridades. Se han convertido en inmunes/impunes a los efectos de la publicitada Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Un llunk’u, se convierte en esclavo del amo. Es la ciega adhesión degradante a una persona con más autoridad. Esta conducta es contradictoria al sagrado principio de la dignidad, por lo tanto a la libertad y conciencia que todo ser humano posee. Al perder dignidad, el llunk’u pierde lo más sagrado de todo ser humano, su libertad. Pierde lo más valioso, le pertenece a su amo. 

El servil pierde su esencia, pero a cambio busca beneficiarse del poder del amo mientras permanece en la sombra sometido. Se enriquece, disfruta de las prebendas, de los beneficios del poder circunstancial del que goza el amo. El jefazo lo puede humillar en público como prueba de su dominio y poder, y el servil se deja maltratar inerme, soporta, aguanta e incluso disimula que disfruta del aporreo del amo. 

Lo mas penoso de este tipo de personas es que se convencen a si mismas que sin la protección del amo, no valen nada, son nadie. Se sienten discapacitados de actuar solo, por lo que siempre requieren de un amo. Pero ojo, esta sumisión se sostiene mientras el amo tiene poder, porque al primer momento que éste pierde o disminuye, el servil no duda en abandonarlo e inmediatamente se da a la tarea de buscar otro amo. 

En política, este tipo de conducta se da en personas que no poseen identidad y sedimento ideológico. Los principios no forman parte de su vida, por lo tanto todo es relativo, todo se acomoda de acuerdo a las circunstancias. Los oportunistas de la política que pueden transar cualquier cosa con tal que le garanticen dinero fácil. (Yacuiba 14/06/13).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR
Copyright © 2013, Quebracho Imagen


viernes, 7 de junio de 2013

Juan Enrique Jurado: Excelente senador

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO

ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR

Hoy miércoles (05/06/13), se ha inaugurado la Nueva Cárcel de Yacuiba en El Palmar con la presencia del presidente Evo Morales, autoridades departamentales y regionales. Los políticos del Chaco, especialmente el alcalde que se ha convertido en adulador oficial, no dejó pasar la oportunidad para deshacerse en inciensos verbales a favor del “Presi”.

Mientras siguen lloviendo las denuncias de serias irregularidades al misterioso programa Bolivia Evo Cumple, Carlitos Bru (PAN) sale a defender oficiosamente el maltratado programa estrella de Evo. Se arrojó contra Samuel Doria Medina y dijo que se hace canchas y estadios con el programa. Que siempre se coordina con los alcaldes. Bru demostró que últimamente anda muy desinformado, porque las observaciones no son las que el intentó enfatizar. 

Bru, tiene cerca de 20 denuncias de corrupción pública radicados en la Fiscalía anticorrupción, pero que desde que es aliado genuflexo del Gobierno Nacional, están congelados. Desde que es adepto del MAS, ninguno de los proceso a avanzado. Bru tiene un variado y colorido pasado político, pues ha sido un alto dirigente del MNR, después formó un agrupación ciudadana con amigos de boliche, fue aliado del MIR (Convergencia Regional), luego fue aliado de Podemos (Jorge Quiroga), apoyó a Joaquino en las últimas elecciones presidenciales, fundó el PAN junto a otros políticos reciclados de otros partidos tradicionales, y ahora es aliado del MAS. El otro día nos dijo que se había dado cuenta que había sido de izquierda. Bru no conoce ni la tapa de El Capital. 

En la inauguración de la Cárcel a medio construir, los políticos del Chaco estaban sonrientes y con muestras de felicidad por la infraestructura. Respiran un poco más tranquilos, porque ahora existe una cárcel que tiene mejores condiciones que la inhumana y repleta carceleta de Yacuiba que es una mazmorra. Tienen posibilidades de no ser trasladados a Tarija o a otra parte, cuando este régimen termine y se les acabe la protección política-judicial de la que gozan en este momento.

Pero lo que en el acto ha llamado la atención, ha sido la reaparición del senador por Tarija Juan Enrique Jurado. Después de mucho tiempo se deja contemplar el escurridizo senador cantor. Siempre arriba por horas al Chaco cuando tiene que actuar (cantar junto a su grupo) y pasar a retirar su cheque de las ventanillas de las instituciones que lo contratan como senador cantor o cantor senador. Se comenta que se le trata muy generosamente en el pago. 

Ahora que se ha inaugurado al cárcel de El Palmar, reapareció Jurado acompañando al presidente. Cuando el mandatario saludaba a las autoridades, el Presi dijo algo que me ha dejado patitieso y absorto. Dijo que Jurado era un “excelente senador” (Ipse dixit). 

En el Chaco y Tarija no se conoce hasta ahora ninguna iniciativa legislativa de Jurado. Tampoco de alguna gestión a favor de la región. Lo que sí se sabe es que existe muchas influencias en favor de familiares políticos que tiene en Yacuiba y Villamontes. Jurado es padrino de un trio de hermanitos mongolitos en el Chaco que están haciendo casa y cocina con los recursos públicos. Al igual que Bru, este trio eran militantes activos de un partido muy conservador. No se conoce de ninguna gestión nacional. Jurado es uno de los muchos senadores mediocres que tiene el país. 

Cuando algún periodista lo aborda para hablar de temas políticos, es lacónico, resbaladizo y simplón. Siempre intenta eludir a los incómodos periodistas con su estilo bonachón y frívolo. Jurado no entiende nada de política, solo recita frases simples que son oficiales. En tiempo de campaña, nunca apareció, sino fue a lado del Presi. 

Jurado ha sido constituyente designado a dedo por el Presidente y acomodado en primera fila de la lista. Jurado goza de prelación presidencial. Tuvo exactamente el mismo comportamiento que en la actualidad como senador. No realizó ningún trabajo en beneficio de la región, menos del Departamento, como de la Nación. Jurado no es político, como tampoco no entiende nada de la política. Jurado es cantor romántico utopista. 

Quisiera saber cuál es la escala de valoración que usa el presidente para afirmar que Jurado es un excelente senador. Mis escasas neuronas se han enloquecido tratando de entender racionalmente esa aserción presidencial. 

Entiendo que un excelente es alguien que sobresale por mérito, es un magnifico, honroso, admirable, alguien de mucha calidad. ¿De donde sacó Morales que Jurado es un excelente senador? Quizás sea un buen cantor, un buen padre, un buen amigo, pero excelente senador! (¿?) 

Como en el Chaco las autoridades están muy asustadas y aterrorizadas por los procesos por corrupción que cargan en su contra, como claque aplauden haciendo chispear las manos cualquier afirmación del presidente. 

Nuestras autoridades han perdido la dignidad completamente. Algún periodista avistado les ha preguntado a nuestras autoridades si consideraban “excelente senador” a Juan Enrique Jurado, todas intentaban con piruetas verbales, no contradecir la absurda afirmación presidencial. 

Que pena que los tigres del pasado, que amenazaban comerse enterito a los de afuera, hayan demostrado ser en realidad unos gatitos de papel. (Yacuiba 05/06/13).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2013, Quebracho Imagen