domingo, 15 de septiembre de 2013

Gobernación Extorsiva


Fachada de la Gobernación de Tarija.
El  canal Plus Tv ha publicado siete audiovideos en el que el Director de Comunicación Marco Batallanos ha revelado la ‘nueva estrategia’ censora, extorsiva y chantajista de la Gobernación con el objetivo de acallar/adormecer a los periodistas que difunden denuncias de corrupción de la Gobernación.

Hay mucha preocupación y angustia en las autoridades de la Gobernación de Tarija (MAS) por la enorme cantidad de denuncias de corrupción que fueron publicadas por varios medios en poco tiempo. Estas denuncias hicieron trizas el eslogan de transparencia con que machacaron al principio de la gestión interina.

La administración actual de la Gobernación ha buscado marcar la diferencia con su predecesora (Mario Cossío CC), que estuvo salpicada por torrentes acusaciones de corrupción. Pero muy pronto la realidad se impuso, la mascara se les cayó rápido, no pudieron guardar las formas por mucho tiempo. Resultaron peor que los anteriores. El eslogan no pudo hacer de alfombra para ocultar las miserias de los masistas.

La diferencia es que los actuales inquilinos de la Gobernación son torpes y mediocres, los anteriores eran las sofisticados y efectivos. Pero en el fondo son lo mismo, corruptos. Buscan la caja pública para hacerse ricos fácilmente y sin esfuerzo. Tapar la podredumbre esta tarea imposible de realizar, como reconoció el mismo Batallanos.

Cuando la cañería de la cloaca se revienta, difícilmente se puede disimular el olor de la mierda, el orín, los vómitos, las aguas servidas. Ni turriles de perfumes franceses pueden soterrar la fetidez.

Ahora con la internet, los medios de comunicación tradicionales no pueden desviar los olores de la hediondez de la corrupción, por lo que teniendo de cabestro a los mismos, no se puede dejar de oler la mierda que producen los políticos corruptos. Y me di cuenta que los masistas huelen mas feo que los anteriores. ¿Será  porque tengo nariz grande? Son insoportables. Los anteriores olían feo, pero eran mas pintudos.

Donde los medios ponen los ojos, encuentran mierda. No hay que ser Carl Bernstein y Bob Woodward para descubrir las picardías de los azules. Cualquier periodista novicio o chambón se tropieza en la calle con pruebas contundentes sobre hechos irregularidades de gravedad.

Para felicidad de los corruptos azules, en Tarija todavía no existe una prensa seria, acuciosa y activa que haga investigación seria. Menos en el Chaco. La prensa es muy superficial, cómoda, insensible, mediocre, hasta frívola. No existen medios que hagan seguimiento a profundidad a los temas, y que se dediquen a la investigación. Una revisión rápida a los Diarios, se constata que las notas son muy simples y generalistas, sin rigor técnico de redacción, poco prolija, muchas de ellas sin contrapartes y análisis. Se exhibe  mucha pereza. En los medios audiovisuales, domina la frivolidad y el periodismo superficial, inmediatista y periférico.

Es decir, la prensa tarijeña no es una amenaza seria como para temer porque su trabajo no es contundente como en otros países, donde los medios hacen temblar al Gobierno con revelaciones sustentables que ponen en jaque. Eso me hace pensar que la podredumbre por dentro es tal en la Gobernación, que no hay otra opción que tomar decisiones torpes, abusivas, extorsivas, y antidemocráticas para controlar el alud de denuncias de corrupción.

Es que el olor a estiércol azul en la plaza no se soporta, no se puede disimular. De enfrente como de la esquina.

Frente a esta situación de descontrol, no se le ocurrió mejor idea al “creativo” Marco Batallanos, que diseñar una estrategia deshonesta, espuria, vergonzosa. Dicen que no fue idea de Batallanos, sino de dos cubanos contratados para ese propósito. Peor. Mas grave la situación. Eso demuestra que ni para hacer las cosas mal sirven los ‘periodistas’ masistas. Según Plus Tv, uno de los dos ciudadanos cubanos ‘ocurrente’ tiene como nombre Vicente Manuel Prieto Rodríguez.

Trajeron un cubano para enseñarnos que apretando el pescuezo de los periodistas, es posible controlar las denuncias de corrupción. El asesor cubano confirma que ideó la estrategia de comunicación de la Gobernación

Menos mal que el ‘estratega’ no es paraguayo, porque sino hubieran salido con la sonajera que Mario Cossío envió al infiltrado. La estrategia es tan básica y simple, que cualquier bachiller podría hacerlo mejor.

Analicemos el vergonzoso audiovideo de marras.

Según Marco Batallanos, el Gobernador interino Lino Condori conocía la “brillante” estrategia. Dijo que hay canales (de TV) de la oposición, lo que significa que hay del oficialismo.

No se si Marcos Batallanos paso por la universidad, pero debería saber que los periodistas (no los comunicadores, que es otra cosa) nunca pueden ser oficialistas, sino opuestos al poder. Es decir, son los interpeladores naturales del poder (cualquier poder). No pueden ser parte del poder, porque de ser así, se convierten en propagandistas, relacionadores públicos, piqueteros de prensa, activistas, militantes, preconizadores. Un periodista que forma parte del poder, pierde la naturaleza, la esencia.

La función del periodismo en una sociedad democrática es mantenerla informada, o literalmente, dar forma a la opinión pública para que en la sociedad pueda darse un gobierno democrático. En las sociedades modernas, dependemos de los medios masivos de comunicación e información para mantener nuestra identidad como comunidad. Los periodistas en la actualidad se convierten en “vigilantes del poder”, por eso incomodan mucho al poder.

El periodismo es una destacada actividad sociocultural íntimamente vinculada al desarrollo de la civilización. Además, la comunicación es un factor indispensable para la vida del ser humano, debido a que no puede vivir sin saber lo que ocurre en su entorno, pues necesita de esos datos para que le sirvan de referencia y pueda actuar. Por ello, la participación del periodista en la sociedad es esencial, porque satisface la necesidad del ser humano de estar enterado de lo más sobresaliente que ocurre a su alrededor y en el mundo.

La combinación más letal para el ejercicio del periodismo es la existencia de periodistas amanuenses del poder oficialista o de oposición o de cualquier otro poder. La sociedad queda desprotegida y a la deriva cuando los periodistas optan por estar de lado del poder. El periodismo es sinónimo de investigación. No hay periodismo sin indagación, exploración. Justamente esto es lo que irrita y crispa al poder, porque hay mucho hechos que buscan mantener en secreto, bajo la alfombra.

Batallanos considera que Condori debe salir en todos los spot de la Gobernación y entidades desconcentradas. ¿Qué manera de hacerse propaganda gratis no? ¿No debería promocionarse a la Institución y no la persona que es transitoria, y además se le paga por su trabajo? ¿No debería servir para informar a la sociedad sobre los resultados de la gestión, antes que “vender” una imagen falsa del caudillo de turno? Los anteriores hicieron los mismo. Aquí en el Chaco, lo hacen de forma desembocada y desvergonzada. Le ponen su nombre en letras grandes abusivamente hasta las competencias deportivas. No les importa caer en el ridículo.

Batallanos dice que la torta hay que repartirla bien “entre los aliados”. ¿Quiénes son los aliados? ¿Lo que hacen de alfombra, los que tapan la basura? ¿Los que no informan la verdad, sino que maquillan, los que desvían la atención? ¿Los que hacen entrevistas pactadas con preguntas generalistas, sin detalles? ¿Los que no investigan o guardan las pruebas de la corrupción?

Batallanos dice que los medios vetados/castigados por el Gobernador son el Diario Nuevo Sur y el Canal/Radio Plus. ¿Las razones? No sabemos. ¿Por indómitos? “Debemos cumplir” dice con seguridad el brillante e insigne estratega azul.

Batallanos da nombres. Dice que hay periodistas/medios que agachan la cabeza y siguen  los dictados editoriales de la Gobernación, aunque aparentan independencia. En el fondo están sometidos a la censura y autocensura, que es mas grave aún.

Dice que al Gobernador no le gusta que los Secretarios/Directores caminen por la plaza para que no se encuentren con los periodistas que remolonean por el lugar. Justamente los periodistas son tan cómodos, como ocurre en todo el país, incluido Yacuiba, que la plaza principal, es el atril para cosechar las declaraciones de prensa. Si uno desea que los periodistas lo entrevisten, hay que ir a la plaza, y aparecen los micrófonos, las cámaras y los flashes. Al Gobernador no le gusta que los Secretarios/directores se encentren con la prensa para que no metan la pata, por lo que se les prohíbe su paso por allá. El edificio principal de la Gobernación, está justamente frente a la plaza principal. “Se escapan de la prensa (los secretarios y directores), pero igual los pillan”, dice Batallanos.

El Director se ufana afirmando que cuando aparecen denuncias, tienen dos medios privados de TV (Canal 27 y Gigavisión) listo para enchufar las cámaras y salir al aire inmediatamente explicando las denuncias. No esta mal que contraten espacios en los medios para hacer explicaciones. Es su obligación y está bien. No se si estos medios privados le informan a su audiencia que esos espacios son contratados/pagados por la Gobernación y que no forman parte del trabajo periodístico del medio.

Batallanos dice algo grave. Que hay medios que no cubren ciertos hechos de la Gobernación porque no tienen contratos. Eso no es correcto. Un medio de comunicación no se debe a alguna institución del Estado, sino a su audiencia, por lo que la cobertura no debe estar supeditada a acuerdo contractuales institucionales, sino a la valoración de lo que aspira conocer su audiencia.

Batallanos enérgicamente les pide/ordena que los comunicadores hagan política. No se si se refiere a los comunicadores contratados por la Gobernación o a periodistas independientes. Si es que se refiere a los dependientes de la Gobernación, no está mal que hagan política, porque para eso están ahí. No son periodistas, son propagandistas, son militantes masistas, son amanuenses del poder político, son piqueteros de prensa, preconizadores.

Batallanos se detiene a explicar de forma oronda como una gran idea que resolverá el problema de la fetidez del excremento azul, una clausula en el contrato con los medios/periodistas en el que se les obliga a no publicar denuncias “infundadas” (sic), mediante una cláusula el medio/periodista se “compromete” a no calumniar a la Gobernación. ¿Qué tal? Brillante idea. Batallanos es un genio. Herbert Marshall McLuhan es un piojo tuerto.

Batallanos muy orgulloso dice que algunos dueños se resistieron, pero después bajaron la cola y firmaron el contrato extorsivo. “Así nomas es” dice en tono amenazante y a cuerpo suelto.

“Es momento que se les ponga un alto a los periodistas” reacciona Batallanos, más inflado que sapo escuerzo. ¿Quién se cree Batallanos? ¿Fiscal o juez para decidir de forma sumaria que es una calumnia o no? Un funcionario de cuarta línea no tiene potestad para decidir qué es falso y qué es verdadero en el contenido de los medios.

Se da cuenta que fue muy lejos y Batallanos retrocede. “No se puede controlar los medios, pero (queremos) tener cierta injerencia en el tema comunicacional” reflexiona. Se refiere al contenido editorial de los medios. El audio demuestra que Batallanos, como buen azul, es un señor mediocre porque no sabe usar los términos periodísticos adecuadamente. El poder lo emborrachó tanto que se olvidó de la jerga periodística.

Batallanos finalmente dice que “no sólo le interesa la (publicación de la) publicidad, sino (controlar) el contenido (editorial). Agarrar bien a los dueños para que los reporteros cubran todas las actividades” ¿Qué tal? Para la historia.

 “La extorsión es un hecho punible consistente en obligar a una persona, a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de carácter patrimonial o bien del sujeto pasivo, bien de un tercero”, dice Wikipedia.
El Código Penal dice: “El que mediante intimidación o amenaza grave constriñere a una persona a hacer, tolerar que se haga o deje hacer alguna cosa, con el fin de obtener para si o un tercero indebida ventaja o beneficio económico, incurrirá en reclusión de uno a tres años”. (Art. 133).


En Europa este torpe hecho seria un escándalo de proporciones, aquí es una anécdota. La Gobernación ha desatado una caza de brujas, es un boicot abierto para limitar la labor de la prensa. Boicot no solo con la publicidad condicionada, sino con la obligación que tienen los funcionarios públicos de informar sobre sus actividades y la sociedad de conocer lo asuntos públicos. La Gobernación no puede limitar de manera grosera la labor de la prensa.

Hay que recordar a Batallanos que toda la administración se rige por principios rectores como …la publicidad, la ética, la transparencia, la honestidad y la responsabilidad entre otros. (CPE. Art. 232 y 270). Todos los funcionarios públicos estan obligados a hacer conocer de forma permanente el estado de su responsabilidad. En sociedades modernas, el mecanismo mas idóneo para el cumplimiento de estos principios constitucionales, son los medios masivos de comunicación. 

Debemos recordar a Batallanos que los recursos que administra la Gobernación son públicos y no privados, por lo que tienen la obligación de transparentar los mismos y administrar idóneamente. No puede decidir el mismo de manera autócrata y caprichosa. La torta publicitaria se debe distribuir en función a criterios técnicos, como audiencia (rating), cobertura, programación, nivel de influencia, experiencia, tipo, formato, etc. No pueden decidir arbitrariamente que tal Medio esta vetado por voluntad caprichosa y antojadiza. 

Lo que me llamó mucho la atención es la indulgencia de las organizaciones de prensa con el hecho. Mas allá de los alaridos coyunturales, no se ha interpuesto una acción concreta contra este grave y delicado hecho para sentar precedentes con el fin que no se vuelvan a repetir. Hay que denunciar este hecho al ser contratos lesivos al Estado, porque violan principios constitucionales. Es muy grave. 

Los periodistas que firmaron ese contrato, cometieron un delito que es el encubrimiento (CP. Art. 171). Al ser la prensa parte del control social, este tipo de contratos capitula la función de control social que cumplen los medios de comunicación. Lo que persigue Batallanos es garantizar encubrimiento a través de este tipo de contratos lesivos. Quiere protección para cometer hechos de corrupción. Es inaceptable. Hay una confesión voluntaria delictiva de Batallanos. “Si alguien publica denuncias de corrupción, se rescinde el contrato”, eso se llama chantaje. Batallanos el censor. 

La actitud de la Gobernación contradice abiertamente el espíritu y fin de la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz (Ley 004) que motiva que las instituciones de control social identifiquen y denuncien hechos de corrupción, además de la falta de transparencia (Art. 10) ¿No debería pronunciarse de forma vehemente la ministra Suxo, tan efectiva cuando se trata de opositores? No sólo la prensa tiene la obligación de denunciar cualquier hecho de corrupción, sino cualquier ciudadano. 

Esta intención pretende sin duda amordazar a la prensa, obstruir la transparencia que debe ser política de Estado. La Fiscalía, El Defensor del Pueblo y el Ministerio “Anticorrupción y Transparencia” debería investigar de oficio este hecho y sancionar de forma ejemplar. Hay que sentarse a esperar, porque de pie nos va salir várices. 

Batallanos debe saber que hay una Declaración que nació de la Conferencia Hemisférica que la Sociedad Interamericana de Prensa organizó en marzo de 1994 en el castillo de Chapultepec (México), en el que se aprueba un decálogo que rige de forma principista a todos los periodistas del mundo. Es la Declaración de Chapultepec. 

Esta declaración establece que no debe existir ninguna ley o acto de poder que coarte la libertad de expresión o de prensa, cualquiera sea el medio de comunicación. Una prensa libre es condición fundamental para que las sociedades resuelvan sus conflictos, promuevan bienestar y protejan su libertad. 

Batallanos debe saber que este decálogo es principio, garantía y custodio de los derechos humanos y que es obligación de todo periodista serio conocer, defender y poner en practica cada día celosamente. 

Batallanos debe saber que la libertad es una, pero a la vez múltiple en sus manifestaciones, pertenece a los seres humanos, no al poder. Sólo mediante la libre expresión y circulación de ideas, la búsqueda y difusión de informaciones, la posibilidad de indagar y cuestionar, de exponer y reaccionar, de coincidir y discrepar, de dialogar y confrontar y de publicar y transmitir, es posible mantener una sociedad libre y democrática verdaderamente. 

El articulo quinto de la Declaración textualmente dice: “La censura previa, las restricciones a la circulación de los medios o a la divulgación de sus mensajes, la imposición arbitraria de información, la creación de obstáculos al libre flujo informativo y las limitaciones al libre ejercicio y movilización de los periodistas, se oponen directamente a la libertad de prensa”. Si Batallanos es periodista, debería saber esto.

El Sexto dice: “Los medios de comunicación y los periodistas no debe ser objeto de discriminación o favores en razón de lo que escriban o digan”

El séptimo: “Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación de papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión de publicidad estatal, no deben aplicarse para apremiar o castigar a medios o periodistas”. 

Finalmente “La credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad…En una sociedad libre, es la opinión pública la que premia o castiga. Ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular criticas o denunciar contra el poder publico”. 

La libertad de expresión y de prensa y el derecho a la información son derechos de los individuos, pertenecen a cada uno y al mismo tiempo los son del pueblo y de la sociedad. La violación de esta libertad, es la violación de la democracia. Viola un derecho individual y al mismo tiempo a una sociedad y a un pueblo sin libertad. 

No puede existir prensa libre, ni sociedad libre, si los periodistas en particular y las personas en general, se ven limitadas en sus actos para obtener información oportuna y completa.

Es indispensable que Batallanos sepa que no es dueño de la información pública, ésta pertenece a los ciudadanos y como propietarios tienen derecho a conocerla. 

En la Universidad se enseña, como precedente, que en los EE UU, la Corte Suprema ha establecido que el Estado no puede adoptar normas y medidas que permitan prevenir y sancionar violaciones a la libertad de expresión y prensa. La Corte dice que una restricción previa de esa naturaleza es la esencia misma de la censura. Según los magistrados, la verdadera esencia de la libertad de prensa era la protección contra restricciones previas. 

La censura previa supone el control de la información antes de que la misma sea difundida, y consiguientemente, la posibilidad del veto total o parcial por parte de censor. Este tipo de acciones propio de gobiernos totalitarios, pero no de democráticos. En Bolivia tenemos un Gobierno con espíritu y esencia totalitario camuflado de democrático.

Pero hay formas mas sofisticadas de presionar. Nosotros como Quebracho Imagen estamos siendo “apretados” mediante Impuesto Internos. Cualquier error en la declaración, Bs. 20.000, 30.000 de multa. Estamos sufriendo un acoso asfixiante. 

Por otra parte, la alcaldía de Yacuiba (Carlos Brú, aliado del MAS) desde hace 4 meses que comenzamos el trámite, no se nos ha otorgado hasta la fecha la Licencia de Funcionamiento de la empresa, sencillamente porque no les da la gana. Nos han puesto todo tipo de exigencias. El objetivo, buscan que reorientemos nuestra línea editorial. 

Batallanos debería saber que la Declaración Americana sobre Derechos Humanos solamente admite las responsabilidad ulteriores a la difusión de la información, siempre que estén contempladas por la ley y que las normas sean necesarias para asegurar el respeto de los derechos o a la reputación de los demás. 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la Opinión Consultiva OC-5/85, vinculante a todos los países que suscribieron al Convención Americana sobre los Derechos Humanos de 1969 resolvió que la información deber permanecer intacta en su doble vertiente, la cual consiste en que todo ciudadano tiene derecho a informar, y todo ciudadano a la vez también ostenta fuero especial para recibir información de todos y de toda clase, entre mas divergente, mejor.

Finalmente le voy a dejar a Batallanos una referencia a Tratados Internacionales que protegen este derecho que todo periodista debe defender en todo tiempo. Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) Art. 19. Convención Europea sobre Derechos Humanos (1950) Art. 10. Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos (1966) Art. 19 y 20. Convención Americana sobre Derechos Humanos (1960) Art. 13 y 14.

La Constitución Política del Estado vigente patrocinada por el partido de Batallanos en el articulo 21 describe un catálogo de derechos civiles y Art. 22. 

El Art. 106 (CPE): “El Estado garantiza el derecho a la comunicación y el derecho a la información. El Estado garantiza a las bolivianas y los bolivianos el derecho a la libertad de expresión, de opinión y de información, a la rectificación y a la réplica, y el derecho a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa. El Estado garantiza a las trabajadoras y los trabajadores de la prensa, la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y a la información. Se reconoce la cláusula de conciencia de los trabajadores de la información”.

Yo me pregunto ¿que será de Batallanos cuando vuelva al llano? Cuando al MAS le toque volver a tierra. Esta enfermedad tiene un nombre, es hybris. El poder no es eterno. Uno de los siete sabios de Grecia dijo: "Si queréis conocer a un hombre, revestidle de un gran poder. El poder no corrompe, desenmascara." Pítaco de Mitilene.

Si Batallanos fue a la Universidad, será bueno que desempolve sus apuntes y reflexione sobre lo escrito en este breve ensayo. Y si no fue a la Universidad, nunca es tarde para aprender. Lo digo en buena onda. (Yacuiba 10/09/13).

Esteban Farfán Romero
ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2013, Quebracho Imagen Srl.

No hay comentarios: