lunes, 7 de abril de 2014

Estatuto: Gran daño al Chaco

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Estatuto: Gran daño al Chaco
ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR

DIÁLOGO: Se ha intentado en varias ocasiones encontrar consenso regional pero se ha fracasado porque la Asamblea Regional no ha trabajado.
Hoy (31/03/14) el presidente de la asamblea regional Raúl Mancilla (MAS) ha anunciado de manera optimista y entusiasta que la próxima semana tendríamos el Estatuto regional del Chaco aprobado por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).
Mancilla dijo que fue a Sucre la semana pasada a presentar documentación adicional que el Tribunal le habría solicitado para su tratamiento y aprovechó la oportunidad de conocer en qué estado se encuentra el proyecto de estatuto. El asambleísta dijo que el magistrado relator ya tendría prácticamente listo su informe para remitir al plenario ‘sin ninguna observación’ (sic).
Sin embargo, lo que conozco es que el TCP recién ha desempolvado el Estatuto y el magistrado relator habría solicitado antecedentes del proceso autonómico porque no se habría presentado ninguna documentación que respalde la historia del proceso. La verdad es que el TCP recién ha comenzado a chequear la documentación que se ha presentado. No se habría ingresado en la etapa de análisis del contenido del documento, que es lo que nos interesa.
Mas allá de lo que dijo Mancilla, es importante analizar el contenido de este documento que ha sido duramente criticado por personas con conocimientos básicos en temas autonómicos.
Para ello es necesario precisar algunos temas que nosotros en su momento hemos manifestado con valentía y precisión. Desde el 2008 estamos haciendo una serie de observaciones/propuestas que lamentablemente no fueron atendidas por los que tomaban las decisiones.
Sobre este tema, he escrito más de 1.000 artículos exclusivamente relacionados a las autonomía y actualmente estoy revisando un libro sobre el autonomía regional.
FIRME: El principal dirigente campesino de Carapari Cándido Donaire se mantuvo firme en una posición localista.
La autonomía regional no es autonomía de verdad
Una autonomía de verdad elige sus autoridades mediante voto, cuenta con un órgano legislativo, administra sus recursos y posee competencias propias (NCPE Art. 272). La autonomía regional no posee la cualidad legislativa, tampoco elige de forma directa a sus autoridades y no tiene competencias propias.
La autonomía regional es una autonomía subordinada y extremadamente restringida por lo que al ser eunuca no puede reproducirse, sino que depende de otra que está por encima de ella.
El 2009 advertimos de esta realidad, pero los grupos de poder del Chaco ya tenían planificado usar como caballito de batalla el discurso inflado y apócrifo de la autonomía regional para acceder a espacios de poder. Han mezclado algunos conceptos establecidos en la Constitución, con demagogia pura, y lograron embaucar a la población consiguiendo el apoyo popular para aterrizar en la dura realidad actual.
Hay que entender que la autonomía es un instrumento y no un fin. Lo que nuestra élite política ha hecho ha sido convertir la autonomía en un fin político. Muchos de los furibundo y apasionados autonomistas de 2009/2010, ahora no sólo callan, sino que conspiran contra ella al someterse a designios centralistas sin decir una sola palabra. No se qué ha pasado con los enardecidos autonomistas del Chaco que han perdido la voz, el rumbo, el discurso, hasta el sentido común.
Está demostrado que se ha usado descaradamente el discurso de la autonomía sólo para acceder a espacios de poder y beneficiarse. La gran mayoría de las autoridades se han convertido en nuevos millonarios. Ninguno de ellos ha explicado el origen de la fortuna que amasaron en poco tiempo.
SIN PROPUESTA: Yacuiba nunca tuvo una propuesta como Caraparí o Villamontes. 
No se hizo nada por cimentar la unidad
Estuve en desacuerdo con la autonomía regional, porque no es autonomía de verdad. Los hechos han demostrado sobradamente que lo que nosotros advertimos el 2009, era la verdad.  El Chaco desde 1983 ha perseguido/aspirado una descentralización/autonomía de verdad que le posibilite su desarrollo ante la postergación patrocinada deliberadamente desde la capital (Tarija), cuando los recursos que sostenían el erario departamental/nacional provenían del Chaco.
Pero hay que reconocer que este modelo de administración (autonomía regional) podría ayudarnos a optimizar nuestros recursos y sembrar las regalías para que en el futuro próximo, una vez que se agote la explotación del gas, y en base a una base económica productiva, podamos vigorizar un desarrollo sostenible.
La autonomía regional es un espacio para la planificación del desarrollo a través de la participación y concurrencia de los planes, los recursos, las energías, las voluntades de varias instituciones que deciden apostar por un desarrollo conjunto a través de políticas transversales. Sirve como plataforma para el reencuentro de la región del Chaco. Ni siquiera en eso se ha avanzado con el proyecto de Estatuto.
Fui presidente del Comité cívico de Villamontes por dos años, y en ese periodo por primera vez en la historia hemos logrado unir la provincia Gran Chaco en torno a su comités cívicos. Hasta esa fecha había una disociación destructiva que le restaba potencia a la región. Nosotros tomamos la iniciativa, generamos las condiciones para unir la provincia en torno a ciertos intereses regionales comunes, buscamos agendar temas importantes. El primero de ellos fue la consolidación real del 45% por lo que logramos hacer efectivo materialmente la transferencia el 2002. El 2003 recién se abren cuentas en las tres Secciones Municipales (Subgobernación de Yacuiba y Corregimientos Mayores de Villamontes y Caraparí), y se traspasan recursos del 45% de forma automática como estableció la Resolución Prefectural 240/02 del 11/12/01 aprobada después de varios días de paro en el Chaco. Por primera vez en la historia el Chaco actúa de forma unida en torno a sus intereses.
Hemos interpretado fielmente la aspiración de un pueblo, por lo que hemos dado pasos importantes en la consolidación de esa aspiración. Lo triste es que, desde esa conquista no se ha complementado el proceso con otros pasos importantes que se debían dar necesariamente de forma inmediata. El proceso se ha quedado estancado en la transferencia del 45%, los siguientes dirigentes no continuaron dándole el impulso que requería.
El segundo paso debería ser el diseño de un Plan Estratégico Regional de Desarrollo que garantice el óptimo uso de los recursos del 45%. No se ha hecho absolutamente nada hasta la fecha sobre ese aspecto. El Chaco no tienen políticas públicas, sólo decisiones/acciones de coyuntura, cortoplacistas y localistas.
Al no dar el segundo paso que nosotros dejamos en agenda, se ha cometido un gravísimo error. Cada Municipio ha decidido de forma aislada usar su parte (15%) de manera unilateral, sin establecer parámetros de coordinación institucional
Una de las debilidades que identificamos en ese momento, fue la falta de unidad del Chaco, por lo que era imprescindible trabajar en tejer un entramado que mantenga en permanente coordinación para las decisiones grandes de intereses comunes. Teníamos muchas ideas que debían ser debatidas con el fin de consensuar, pero desgraciadamente se quedaron en ideas, porque nuestro mandato había fenecido. Vinieron otros que lamentablemente no han seguido las líneas básicas dejadas.
BUSCANDO SALIDA: Curiosamente fueron los ejecutivos los que expusieron ideas para salir del empantanamiento y no así los asambleístas. 
Mis observaciones
He escrito detallando mis observaciones al proyecto de Estatuto en  varios trabajos. Son muchas las observaciones, pero solamente mencionaré las fundamentales, la básicas porque las de forma demás se pueden modificar paulatinamente, sin embargo las fundamentales es muy difícil porque son el cimiento.
Para construir un edificio, es fundamental prestar especial cuidado en los cimientos y las columnas porque de ellas dependerá la solidez, durabilidad, estabilidad y capacidad de la construcción.
Desune la región
Una de las observaciones más importantes que hago, es que el proyecto de estatuto desune la región autónoma dejando sin resolver la distribución equitativa del 45% y ahora otorgándole a cada unidad (municipio) la posibilidad de elegir de forma directa a sus autoridades ejecutivas mediante el voto.
Nosotros advertimos que la creación de la figura de los ejecutivos ‘seccionales’ era un gran error histórico, porque se introducía un ‘alcalde paralelo’ que generaría conflictos en la gestión por compartir el mismo espacio territorial. La figura de los ‘ejecutivos seccionales’ fue idea de los chaqueños introducida en el Estatuto departamental (18 de marzo de 2008). Cuando se debatía el Libro V (Autonomía provincial) en Tarija, he expresado mi oposición a algunos términos porque la autonomía se desperdigaba, y ésta perdía potencia. Creía que se debía consolidar la unidad provincial con una sola autoridad electa por voto popular, con unas cuantas competencias muy bien analizadas, y por supuesto con los recursos asegurados de del 45%
Lo que se hizo fue crear un ejecutivo seccional en cada municipio a lado del alcalde, y con ello se cometió un gravísimo error que no se ha corregido ahora. El proyecto de Estatuto no modifica ese error original, mas bien lo que hace es darle carta de ciudadanía. Fácilmente la asamblea regional ha cedido a las presiones de grupos de poder locales que no miran más allá de sus narices y tienen ubicados sus intereses en sus bolsillos. La Asamblea regional ha perdido tres años en acciones inútiles e infructíferas por su incapacidad y mediocridad al no haber aprovechado la oportunidad para fundar los cimientos para la unidad regional en base a este modelo.
ABURRIDOS: Los asambleístas regionales estaban aburridos y malhumorados. No tuvieron ninguna participación en la discusión. 
No construye la Región
Curiosamente el contenido del proyecto de estatuto contradice abiertamente su nombre, pues lo que hace el proyecto de Estatuto es crear unidades desconcentradas a lado de los municipios, divide los esfuerzos. Usa algunos mecanismos de la Ley Marco de Autonomías con fin hacerle un quiebre. Por ejemplo crea el Ejecutivo Regional que será elegido por toda la región pero que su gobierno se reducirá a Yacuiba porque administrará los recursos que le es asignado porcentualmente a este municipio. Crea los ejecutivo de desarrollo en Caraparí y Villamontes cada uno con sus competencias y recursos. Para la formalidad hay un ejecutivo regional, pero en los hechos son tres unidades independientes.
Con el fin de cumplir la ley establece el mecanismo de un presupuesto, pero cada unidad construirá su presupuesto de manera independiente ¿y la región? Queda en papeles.
La región no existe. Con este tipo de reglas, no hay región por ningún lado, o por lo menos es muy complicado construir región. El proyecto de estatuto esta diseñado par ano poder construir estatuto, porque le pone frenos y complicaciones por todos lados.
El proyecto de estatuto facilita el potenciamiento de los localismos (que no está mal), pero que al haber otra institución con fines especifico (municipio) de esa naturaleza, genera tensiones políticas innecesarias que frustrarán la coordinación porque las acciones (competencias) son muy símiles.
Este es un peligro que ya atravesamos/experimentamos con los actuales ejecutivos y se ha demostrado que se ha desperdiciado mucha energía y tiempo en resistencias destructivas. Los diseñadores del proyecto de Estatuto no tomaron en cuenta esta experiencia al momento de escribir el documento.
La Región se construye con acciones objetivas como la planificación estratégica mancomunada. Para tejer a unidad se requiere unir los intereses y para ello es necesario que existan voluntades que estén de acuerdo con impulsar un proyecto común.
La Asamblea Regional ha subalternizado un documento tan importante como el proyecto de Estatuto, el Plan de Desarrollo Regional. No puede haber región sin un Plan Estratégico que contenga un diagnóstico profundo de la realidad del Chaco, defina la vocación regional, identifique los macroproyectos que deben encararse conjuntamente, los recursos, leyes, proyectos necesarios para encarar esas decisiones.
Dije hasta el cansancio que el proyecto de Estatuto debería inspirarse en el Plan de Desarrollo, por lo que la Asamblea debió haber priorizado este documento para redactar el Estatuto. El contenido del estatuto actual es producto de presiones e intereses de grupos de poderes locales en cada municipio sin visión regional.
Lo mejor que le puede pasar a la autonomía regional y al Chaco es que el mismo no sea constitucionalizado. Seria una gran bendición para el Chaco que el TCP ni siquiera lo vea. Esa circunstancias daría la posibilidad para que el pueblo elija el 2015 a personas idóneas y competentes como asambleístas
Si es así, la próxima Asamblea Regional tendrá la oportunidad histórica de retirar ese documento del Tribunal y redactar uno que realmente responda a los intereses del Chaco. La autonomía regional puede ser un punto de partida para comenzar a construir una autonomía de verdad que desarrolle la región.
La aprobación de este documento frustraría el proceso autonómico, o por lo menos dificultaría muchísimo la posibilidad de avanzar en el enraizamiento de la autonomía.
No tengo confianza en este Tribunal Constitucional porque ha demostrado que está sometido a los deseos/designios políticos del Gobierno. Cuando me preguntan si creo que el TCP aprobará el proyecto de Estatuto, respondo que todo es posible, porque el mismo está compuesto por personas incompetentes que responden a intereses políticos. Si al MAS le conviene políticamente que el proyecto de Estatuto sea aprobado, con seguridad que pasará sin observación, aunque sea ilegal. Claro que le generará un daño terrible a la región.
Si el TCP estaría compuesto por personas serias, idóneas y competentes ese documento ya debería haber sido devuelto a sus redactores para su corrección sugiriendo los cambios para que se ciña a la Constitución y leyes, y sobre todo responda al espíritu de la autonomía regional.
La apuesta esta clara. Si el Estatuto pasa el tamiz del TCP, no será muy difícil hacerle creer con argucias al pueblo la necesidad imperiosa de aprobar para avanzar en la autonomía. Los asambleístas ya ensayaron una serie de tetras para embaucar de nuevo al pueblo. Es posible que pase el examen popular, con ello habremos sellado la muerte del entusiasmo autonómico del Chaco por buen tiempo.
Técnicamente no hay tiempo para convocar a un referéndum salvo que se pretenda unir el referéndum a la elección nacional prevista posiblemente para octubre. El Tribunal Electoral Departamental carece de condiciones para administrar procesos electorales por la falta de personal calificado.
No se ha socializado el documento. Los asambleístas no le explicitaron a Yacuiba y el Chaco el contenido de algunos elemento básicos contradictorios del proyecto de Estatuto. Se han mantenido todo este tiempo en la sombra sin hacer las aclaraciones a muchas dudas que se generaron sobre las mismas.
Se ha manejado con tanta irresponsabilidad que el proceso no tuvo una metodología para su elaboración, se ha administrado de manera improvisada y desorganizada. No solo carece de legitimidad, legalidad, sino que su aprobación le generaría un gran perjuicio al Chaco. (Yacuiba 04/04/14).
  
ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2014, Quebracho Imagen Srl.