sábado, 31 de mayo de 2014

Las concejalas de Yacuiba

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Las concejalas de Yacuiba
ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR

El presidente del concejo municipal de Yacuiba Jorge Arias (PAN), ha  anunciado muy suelto de cuerpo, rayando en el cinismo que lo caracteriza, que por ‘decisión política’ se ha determinado que la actual Directiva del cuerpo legislativo se mantenga. Es decir, Jorge Arias (PAN) Presidente, Angélica Villagómez (PAÍS) Vicepresidente, y Ramiro Coya (MAS) Secretario. Jorge Arias se mantiene como presidente desde el 2010. Mañana sábado (31/05/14) se elige la Directiva.
Arias es concejal desde hace más de 20 años y ha pasado por varios partidos políticos, desde la izquierda, derecha otra vez a la izquierda. Es muy hábil y diestro para mantenerse en puestos claves a través del adulo y la defensa apasionada del político de turno, y ataca ferozmente como perro rabioso al adversario.
De los 11 concejales, 6 son mujeres en el Concejo de Yacuiba. En campaña electoral del 2010, todas las concejalas agitaron el recurrente discurso de la oportunidad, igualdad, capacidad de género. Se paseaban por todos los medios, lastimeramente persuadiendo especialmente a las mujeres que las voten, porque –según ellas- había llegado la hora de dejar de ser ‘usadas’ para beneficiar a los varones en puestos claves, y que era momento de tomar las riendas de las mismas.
Recuerdo que la concejala Angélica Villagómez ha priorizado en su discurso-mensaje proselitista, la necesidad que la mujer lidere instituciones públicas porque tienen las mismas capacidades de los varones. Con un estilo almidonado, delicado y acartonado, pedía el voto desde la vereda del frente, acusando de corrupto y mediocre a Carlitos Brú, para pasarse al equipo de éste, inmediatamente fue elegida.
Lo curioso es que el año pasado cuando una concejala de su mismo partido (oposición) decidió  mocionarla como presidenta, ésta mostró su desacuerdo y molestia, y no solo eso, sino que votó a favor de un candidato del partido oficialista (adversario). Ese candidato era Jorge Arias. Por eso mi mamá me dice cada vez que la política es lo más sucio, vil, indecente, ruin, putrefacto y corrupto. Por este tipo de acciones de personas sin escrúpulos, sin convicciones, sin principios éticos, sin moral, sin límites, es que la política esta muy deshonrada y desprestigiada.
Ella (la concejal Villagómez) se hizo de la vicepresidencia del Concejo, cargo que le pertenece a la oposición, pero lo chistoso es que en nombre de la oposición (falsa) es una de las más fervientes y apasionada defensoras del alcalde municipal Carlitos Brú. Es más, siendo en teoría concejal de oposición, fue designada por orden de Brú, como alcaldesa interina. ¿Qué tal? La cereza de la torta. ¿Bonito no?
La concejala ‘de oposición’ goza de privilegios especiales cuando se refiere a viajes al exterior e interior del país. Se inventan seminarios y ponencias y van de shopping al exterior con plata (viáticos, vehículo, chofer, combustible) del tesoro municipal. No se conoce los informes de dichos viajes, porque el objetivo es darse la vida. ¿Quién controla? Nadie.
Un sobrino de la concejal ‘de oposición’ se adjudicó un jugoso contrato de provisión de la mochila escolar y de material para los estudiantes. Un procedimiento irregular que fue muy cuestionado por la calidad del material y los costos del producto.
Un sobrino de la concejal ‘de oposición’ es el segundo hombre del Ejecutivo Municipal de Yacuiba.
Otra concejal mostraba su rostro más golpeado por la vida para remover el corazón de las féminas. Decía que no tenia idea qué significaba ser concejal, porque nunca fue a la escuela, menos a la universidad, pero que ella era una ‘mujer humilde’, que vivía de lavar ropa y que tenia 8 hijos, y que los (malos) padres de los niños, la habían abandonado. Repetía al pie de la letra el guión oficialista del ‘ahora es cuando’, nos toca a los pobres, a los humildes, a los abandonados. Fue elegida como concejal, y su vida ha cambiado diametralmente. Ostenta ropa muy cara y prohibida incluso para la clase media, luce nuevos peinados raros, aros ostentosos y tacos muy sexis. Ahora tiene vehículo, chofer y disfruta de una vida de millonario a cambio del silencio.
Cuando alguien cuestiona su pobre labor como concejala, su mejor recurso es escoger un medio que le abra el micrófono sin preguntas, y se pone a llorar rememorando su vida desgraciada y triste, y acusa de racistas, discriminadores, apátridas, neoliberales, vendepatrias a los que se atreven a pedirle cuentas. Es más, intimida con radicar inmediatamente una denuncia en la Fiscalía por racismo y discriminación, además de acoso político por ser mujer. Por lo que varios optaron por quedarse calladitos. Muchos cuestionadores era de su partido, y cerraron el pico.
Varias veces la critiqué abiertamente, e incluso califiqué a todo el concejo, incluyéndola a ella por supuesto, como inútiles, corruptos, ineptos, serviles, pero nunca se ha referido a mi, y mucho menos me amenazó de hacerme una denuncia. Espero que lo haga, porque hasta ahora solo el concejal Ramiro Coya (MAS) se animó y salió trasquilado por burro y lambiscón.
Menos mal que a tiempo el Gobierno, decidió eliminar el ridículo denominativo honorifico de ‘honorable’ a los concejales. A los funcionarios y periodistas les obligaban a decirles honorables cuando se dirigían a ellos, ahora los periodistas saben que los concejales no son honorables.
En la anterior gestión, había una concejala del MNR (oposición), que no les llega ni a los talones a las actuales. Ni juntando las 6 concejales, hacen una como la anterior. La concejal Jacqueline Rocabado tenia lo que ponen las gallinas al momento de defender sus principios políticos. No transaba un milímetro y defendía a capa y espada lo que pensaba. A pesar que ser una mujer que no tuvo estudios políticos, pero con la experiencia se convirtió en una autoridad respetada y temida. El actual alcalde le tenia terror a la concejal Rocabado porque sabia que con ella, no se podía ‘negociar’ nada.
Ella en varias ocasiones ha puesto en jaque al alcalde con denuncias en la Fiscalía sobre evidentes hechos de corrupción. Ha tejido una red organizacional de concejalas a nivel nacional que contribuyó mucho a que las mujeres cuenten con una entidad de respaldo. Ninguno de los actuales concejales ha hecho una denuncia seria de corrupción, mucho menos en la Fiscalía. Fueron periodistas los que se atrevieron a hacer investigaciones y denunciar.
Jorge Arias dijo en varias ocasiones que ‘en política nada es gratis’, que siempre hay el ‘toma y daca’. En decir que cuando sucede este tipo de cambios, se ‘negocia’ con los concejales para tomar decisiones política. No se toman decisiones en función de principios y valores políticos, sino a cambio de algo. Esto pueden ser prebendas, puestos, contratos privilegiados y jugosos, algún cargo en la Directiva, o dinero en efectivo.
Esto no es nuevo, ni exclusivo. Cuando se sacó a Mario Cossío, asambleístas del MAS denunciaron que le dieron a cada asambleísta del PAN 20.000 Dólares en efectivo, para que voten por la salida de Cossío y elección de Lino Condori como sustituto. Además de pegas claves en el Ejecutivo. Varios asambleístas acomodaron a sus hermanos, primos, cuñadas, esposas, suegros en cargos muy apetecidos. 5 son los asambleístas departamentales del PAN. Ninguno de los aludidos salió a los medios para desmentir la denuncia de sus colegas masistas.
En Yacuiba, varios concejales con el sueldo de 10.000 Bolivianos, aparecieron con lujosos vehículos nuevos, casas nuevas, y emprendimientos costosos. Los anteriores políticos también robaban, pero eran mas vergonzosos porque disimulaban mucho para que no nos demos cuenta. En cambio ahora, los pluris no tiene problemas en ostentar las nuevas adquisiciones, en publicar por Facebook las fotos de sus nuevas suntuosas propiedades.
Un grupo de concejalas viajaron a Santa Cruz a participar de la Cumbre de mujeres del G77 con el viejo y arrugado discurso en mano que ya conocemos. Pedir que el Estado cree las condiciones para que la mujer tenga mayores espacios de poder, que las mujeres tienen las mismas capacidades que el hombre para tomar decisiones y dirigir instituciones importantes. Dejar de ser rellenos de listas, sino encabezar las mismas.
Lo chistoso es que en casa, de 11 concejales, 6 son mujeres y ninguna siquiera piensa por equivocación asumir el mando del Concejo. Hay un patriarcado con profundas raíces y son las mujeres las que vitalizan y riegan todos los días. Mañana sábado con seguridad que las que embanderan la mujeres al poder, votaran presta y sonrientes por el patriarca Arias.
Sin embargo en esto debo se honesto. Hay una concejal de oposición (Maribel Molina, PAÍS), que con sus limitaciones, ha intentado hacer algo de su trabajo y se ha mantenido al margen de la corruptela reinante. Por sus limitaciones y la falta de apoyo de su organización política, por lo menos a intentado cumplir con la misión que le ha confiado el pueblo.
Cuando vamos a votar, elegimos a ciertas personas que creemos que tienen las condiciones para hacer el trabajo de legislación, fiscalización y gestión por nosotros. Les damos el mandato temporal para que en nombre nuestro cuiden, controlen, vigilen el uso de los recursos públicos.
Aquí aparece la distorsión. Estos personajes cínicos y desvergonzados, en campaña muestran un discurso que hace que la población los vote, pero una vez que se hacen del escaño, negociar el mismo a cambio de beneficios personales, sean éstos dinero en efectivo, cargos, contratos, etc.
Son comerciantes, mercaderes, traficantes de la política, que saben muy bien lo que están haciendo. Le toman el pelo al pueblo con su pose en campaña, para luego medrar una vez están en funciones.
El presidente José Mujica en una ocasión le dijo a un periodista argentino de La Nación: “Hay gente que adora la plata, se mete en la política, si adora tanto la plata que se meta en el comercio, en la industria, qué haga lo que quiera, no es pecado, pero la política es para servirle a la gente”.
Si tomamos examen a los actuales concejales, con seguridad que se aplazan. Hace poco una Radio abrió el micrófono para que la gente opinara sobre nuestros ilustres y brillantes concejales, todos, absolutamente todos opinaron de forma negativa. El conductor se vio obligado a cerrar rápidamente el sondeo, porque la gente comenzó a expresarse con palabras mal sonantes, insultando, maldiciendo y acusando.
En una ocasión, una autoridad de  Villamontes que fue varias veces alcalde, me dijo que el Concejo está compuesto por vagos y extorsionadores, y que él no estaba de acuerdo con la existencia de dichas autoridades, porque dilatan y son fuente de corrupción. Como demócrata republicano, por supuesto que le dije con vehemencia que estaba  en completo desacuerdo con lo que él pensaba.
Poco a poco el debate se hizo más intenso, y en un momento por la exposición de mis convicciones y argumentos, me acusó de defender a corruptos, extorsionadores y vagos. Aparentemente tiene razón, pero no hay que confundir las circunstancias con el fondo. Mirando las cosas desde ese punto de vista simple, parece que mi mamá también tiene razón.
Pero veamos.
1. Legislación: Tantas normas municipales que hacen falta en Yacuiba, y es tan grande la crisis de materia gris en el Concejo. Si revisamos las leyes y ordenanzas y Resoluciones, aprobadas por el Concejo, es para llorar. Son 11 concejales, y la gran mayoría, con completamente improductivos. No hay iniciativas. No hay una sola política creada por los concejales. Todas son iniciativas del Ejecutivo. Hasta la lista de personas a ser condecoradas son redactadas, modificadas a gusto y sabor del Ejecutivo, medrando al autoridad del Concejo. Vergonzoso.
2. Fiscalización: Es una verdad incontrastables la pésima calidad de las obras del Gobierno Municipal. La gran mayoría con evidente sobre precio. Los concejales se hacen de la vista gorda. Aprueban sin chistar remodelaciones de obras que no tienen más de un año de uso. Están más preocupados en viajar al algún país para hacer shopping que cumplir con su trabajo. La falta de fiscalización hace que tengamos muchas obras mal hechas.
3. Gestión. Cuando aparecen conflictos, lo mejor que saben hacer es esconder la cabeza.
Este es el peor concejo que ha tenido la historia de Yacuiba. Pasaran a la historia como el Concejo más mediocre e inservible.
Yacuiba tiene la oportunidad de escoger a personas idóneas, competentes y sobre todo honestas para asumir la responsabilidad de cuidar la plata pública. Con capacidad de orientar la inversión a través de políticas que resuelvan los problemas de verdad.
A no dejarse engañar con aquellos que aparecen de la nada con carita de pobrecitos, otros con discursitos muy bien armados para sonsacar a pueblo. Una vez en el cargo, su única preocupación es sacarle el mejor provecho personal. (Yacuiba 30/05/14).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR
Copyright © 2014, Quebracho Imagen Srl.


No hay comentarios: