viernes, 2 de mayo de 2014

Tarija: Prognosis política

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Tarija: Prognosis política
ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Twitter: @EstebanFarfanR



Hemos ingresado al torbellino proselitista de manera anticipada. Evo Morales se pasea como jeque árabe derrochando lujos por todo el país haciendo campaña política todos los días, incluyendo los fines de semana y feriados. Evo aprovecha cada segundo para buscar aliados de cualquier ascendencia y estirpe político al estilo pragmático de su archienemigo Goni. Todo le sirve, lo único que le preocupa e interesa es seguir en el poder a cualquier precio. Todo vale.
Morales no gobierna el país, hace campaña cada rato y para ello usa todos los dispositivos del Estado abusando de los bienes públicos, sin que nadie le diga nada. El caudillo tiene tanto poder concentrado en sus manos, que ninguna institución puede frenar sus veleidades políticas.
En todos los actos que se realizan camuflados de oficiales, son en el fondo actividades proselitista de proclamación y acuerdos políticos, ‘adornado’ con la banderas masista y la wiphala, símbolo masista.
Los esbirros que tiene en el Chaco pretendieron hacernos creer que desde el Chaco Morales gobernaría por dos días. Los hechos han demostrado que todos los actos que ha realizado fueron políticos partidarios. Ha firmados varios acuerdos políticos con varios sectores sociales para fortalecer la campaña electoral en el Chaco. Hace rato que ya bajó la bandera a cuadros, mientras el Órgano electoral Plurinacional mira para otro lado a conveniencia demostrando con eso su sometimiento y dependencia hacia el MAS.
Del Gobierno, el ministro de Hidrocarburos José Sosa, está ocupado en hacer todas las gestiones política en el Chaco para la campaña. Sin pudor usan el tiempo, recursos y la logística pública para hacer política partidaria. Hay varios grupos que se armaron y que en actos públicos firmaron acuerdos con el MAS. Evo Morales acepta todo tipo de personas, grupos, con tal que le ayuden a juntar los votos que requiere para ganar en primera vuelta.
Un día una autoridad del Chaco me dijo que quedó estupefacto e impresionado por el trabajo esforzado de Evo Morales. Se quedó absorto porque en una ocasión que visitó el Chaco lo acompañó a algunas comunidades.
Me dijo que quedó atónito y boquiabierto por la dinámica de trabajo que tiene el presidente. Me relató que les convocó a las 06:00 de la mañana a una reunión en el hotel para coordinar algunas actividades, luego la inauguración de una obra, inmediatamente subió al helicóptero para trasladarse al otro municipio, en el vuelo se cambió de ropa para jugar un partido de futbol. Luego otro discurso, comió al paso, una reunión con un grupo de cívicos que se hicieron masistas y van a hacer campaña por él, firmaron un pacto político, luego otra inauguración, otro discurso, otra reunión con organizaciones sociales, inmediatamente otra reunión con los ministros, después otra con los alcaldes y ejecutivos, la jornada termina cerca de la 01:00 de la mañana.
Tuve que cortarle, porque me comentaba como algo extraordinario. ¿No te das cuenta que Evo está en campaña y que todas esas actividades son propias de campaña? ¿Acaso no haces los mismos cuando estas en campaña electoral?, le dije al paso. No me vas a decir que eso es hacer gestión, o que eso es gobernar, rematé. Por fin lo callé.
El alcalde más llunku del Chaco en una de las pausas, le preguntó al ministro Quintana ¿cómo estamos en el Tarija y el Chaco hermanito? La respuesta fue inmediata como tiro de cañón sin dubitar, ‘para la mierda’.
Evo Morales sabe que está muy mal en Tarija. Las  últimas encuestas confirman esta realidad. Si la oposición recupera (si alguna vez tuvo) un poquito de inteligencia y sentido común, y se une como un sólo hombre, lograría 3 de los 4 senadores. El MAS 1.
TARIJA
El MAS ha logrado dar un fuerte golpe en el espinazo a Tarija al designar como gobernador a un campesino mediocre, ignorante, incapaz, diletante, pesado y taciturno. Con esta decisión ha golpeado en lo más delicado y sensible de los chapacos que consideran que poseen abolengo europeo, el alma.
Como marabuntas, los masistas invadieron la Gobernación para saquearla y expoliarla apresuradamente aprovechando muy bien cada segundo, superando con creces a sus anteriores que acababan de  desocupar las oficina y que también en el tiempo que estuvieron se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana sin mucho esfuerzo.
Por lo menos el anterior que se hizo millonario, como a los de su entorno, tenia un plan, hizo algunas obras importante. Este grupo resultó más avaro e insaciable, aunque torpe y chabacano, pero muy brutos, incapaces, mediocres, e ineptos.
Hay una sensación silenciosa de dolor contenido por esta acción del MAS. Los tarijeños que creen que son la crema nata de la sociedad boliviana, están muy lastimados porque tienen como gobernador a un pesado, inepto y obtuso que no eligieron, o impusieron desde las alturas. Qué contradicciones tiene la vida. Tarija he peleado a brazo partido por la autonomía, y termina cayendo en la ominosas redes del más secante centralismo nacional. Muchos quintacolumnistas que están montados en la Gobernación, hicieron un trabajo eficiente.
Claro que la culpa no sólo la tienen los masistas, sino los anteriores que pensaron que estaban atornillados al poder departamental. Se creían enviados divinos, predestinados, una especie de demiurgos. Cultivaron sin cesar el caudillismo. Ése es el talón de Aquiles cuando se construyen caudillos. Una vez que desaparece el cacique, todo el armatoste se cae estrepitosamente hasta quedar en escombros.
Los tarijeños (capitalinos) están esperando el momento de la elección en que les entreguen el bolígrafo y la papeleta multicolor para ingresar al cuarto para marcar. Allí votaran con el corazón.
En Tarija capital, el terreno está muy abonado para que un político tarijeño de cepa se convierta en símbolo de la reivindicación política y capitalice la frustración que experimenta el chapaco. Los tarijeños van a votar cohesionados por aquel que represente la recuperación de la dignidad del alma chapaca que es muy fuerte y poderosa.
En el bando de la oposición, para la alcaldía de Tarija, hábilmente muy despacio pero con pasos muy efectivos, estuvo posicionándome el exprefecto Mauricio Lea Plaza. Un hombre con mucha experiencia municipal en La Paz, además de gestión a lado de Mario Cossío. Conoce muy bien la dinámica municipal y la realidad departamental. Tiene mucho espacio abierto para explorar políticamente y tejer alianzas que le posibilite hacerse de la alcaldía cómodamente frente a un vacilante Rodrigo Paz que no termina de convencer como alcaldable. Como presidente del Concejo no ha brillado, ni ha demostrado iniciativas que lo posicionen como potencial pretendiente.
Montes dijo públicamente que no irá como candidato a la alcaldía de Tarija. Son tres gestiones como alcalde y considera que es hora de dar un paso hacia arriba. Para Montes hay un problema legal de habilitación que en su momento debe definirse. Esa decisión estará en función a  conveniencia política del Gobierno Nacional.
El MAS definitivamente no tiene un candidato con mínimas posibilidades, en el concejo se han dedicado a actividades domésticas de poca repercusión. El MAS en Tarija atraviesa por una enorme crisis de liderazgo que pone en serio peligro su expansión política municipal.
Por ello es que el MAS intenta seducir/presionar a Montes para hacerlo candidato azul, porque no tiene cuadros que lo representante sólidamente.
La millonaria Gobernación
La apetecida Gobernación tiene muchos pretendientes, pero son pocos los que tienen serias posibilidades.
Oscar Montes es el que tiene más posibilidades reales en este momento, pero al mismo tiempo tiene debilidades que podrían frustrar el intento. Montes es seducido por el MAS, éste se resiste a saltar a al partido de Gobierno porque sabe muy bien que le iría mal si se viste de azul.
El problema es que el MAS quiere repetir con  Montes la maniobra que le funcionó con Carlos Cabrera. Usaron la figura del exrector para introducir la mayor cantidad de asambleístas azules. Cabrera no tuvo ninguna influencia en la decisión de la designación de los candidatos a asambleístas, por lo que ninguno le responde en este momento. Ha perdido la soga y la cabra. Ha difuminado su capital político en un santiamén. Lo usaron como papel higiénico. No se si fue ingenuo, o fue consciente que estaba siendo usado.
El MAS quiere llevar de candidato a Montes, pero condiciona decidir si no todos, la mayoría de los asambleístas. Si Montes acepta ser candidato del MAS tiene muy pocas posibilidades de ganar la elección, porque la oposición se va a encargar categorizarlo y con ello, el fin político de Montes habrá llegado.
El alcalde de Tarija es inteligente como para caer en la misma trampa que le hicieron a Cabrera. Obviamente que sufre muchas presiones del Gobierno para que acepte el presente griego.
Si la presión es muy fuerte, tiene la opción de enfermarse gravemente, y buscar un exilio dorado hasta que los tiempos sean mejores. Sin duda que ante esta eventualidad el MAS actuará como mujer despechada, y debe tener un plan B ante una eventual reacción.
Lo ideal seria que Montes sea candidato de la oposición, sin embargo seria muy vulnerable ante el MAS porque éste no dudaría en activar todos lo dispositivos que tiene en la justicia para frenarlo y sacarlo del juego precozmente. Montes es muy frágil jurídicamente, si es que se decide por la oposición, aunque ganaría sin talero en un juego limpio. Difícil situación.
La oposición
En la oposición, hay varios precandidatos que están frotándose las manos. El que podría cohesionar con más facilidad es el diputado Adrián Oliva por su juventud, chapaco de cepa, con experiencia en gestión pública, con ejercicio legislativo, ágil y hábil. Sin embargo Oliva carece de olfato político, improvisa demasiado, le hace mucha alta una buena dosis de madurez política.
El problema de Oliva es que en la mayor parte del tiempo de diputado estuvo buscando resolver los problemas del mundo y abandonó la casa. Se ha desconectado casi completamente de la realidad de Tarija lo que lo ha dejado sin base. Oliva es reconocido en el ámbito nacional e internacional, pero no se le conoce resultado de gestión departamental, regional.
Oliva tiene que abrirse, cohesionar la oposición en torno a un proyecto departamental, tejer alianza con candidatos a alcaldes entroncados a un proyecto común departamental. Hasta la fecha no ha hecho nada, se ha quedado reducido a Tarija. Tiene el desafío de hacer soñar al departamento con un proyecto innovador, agresivo, real, sobre todo creativo.
La apuesta del MAS es tener la mayor cantidad de asambleísta con el fin de controlar la misma y mediante la chicana, hacerse de nuevo de la Gobernación si es que no logra la misma a través del voto.
Oliva debe saber que sufrirá mucho acoso político si logra imponerse en el Departamento. Desde la Asamblea el MAS buscará la desestabilización como lo hizo con Cossío. No creo que se repita la desgracia de tener bufones sórdidos como los del PAN que entreguen el Departamento al enemigo a cambios de 40 monedas de plata, pero en política nada está escrito. Yo creo (espero) que habrá sólo dos frentes en disputa. Es que no hay lugar para un tercero.
Oliva debe aprender de la experiencia de Cossío. No ser soberbio y reaccionar a tiempo antes que sea demasiado tarde. Su preocupación debe ser verdaderamente el desarrollo del departamento y no el enriquecimiento personal.
Otro político que estuvo manifestando su interés en ser candidato a la Gobernación es el asambleísta emenerrista Jhonny Tórrez. No se que ha pasado, pero Tórrez no ha logrado liderar la oposición en Tarija, a pesar de la experiencia que posee como legislador. Mas bien a mostrado muchas ambivalencias en su condición de asambleístas y ha acompañado el desorden y frivolidades de la Asamblea Departamental. En otros países, los escenarios legislativos son las canteras de candidatos potenciales.
Tórrez tampoco se ha preocupado de trenzar una alianza departamental con sectores políticos importantes de Tarija y de las provincias. Se ha reducido a limitar sus actividades a una fracción de su partido. Se comenta que habría establecido una alianza con el acalde de Tarija, de ser cierta la versión, su futuro estaría muy complicado.
Wilman Cardozo nunca fue candidato a la gobernación porque sabe muy bien que tiene muy pocas posibilidades. Siempre ha empleado esa táctica de apuntar alto, para conseguir algo mas abajo.
Cardozo ha dejado claro que no será candidato a diputado, pues ha presentado precipitadamente como candidato a diputado al muy cuestionado e hilachudo asambleísta regional José Luis García. Entonces está buscando ser primer senador, vicegobernador o algún cargo ejecutivo local, aunque pienso que los dos primeros.
Cardozo se ha equivocado al hacer alianza con el Frente Amplio que ahora quedó en offside. Pero el diputado es muy hábil para sobrevivir a las crisis, tiene muy buen olfato, aunque  a pesar de la amplia experiencia política sigue siendo torpe.
Cardozo seria muy bien candidato a gobernador, pero la necesidad de un chapaco de cepa en este momento es muy importante, además su pasado le juega como pasivo, le resta muchos puntos. Su discurso virulento, extremadamente apasionado lo hace muy vulnerable a los ataques.
Camino al Cambio no ha logrado posicionar a nadie que tenga mínimas posibilidades de ser candidateable. Ese es el problema de los caudillos que privilegian sus intereses personales a los políticos.
La asamblea departamental se ha convertido en un nido de grupientos insaciables, preocupados en sacarle ventaja al cargo. Salvo algunas excepciones, la gran mayoría de los asambleístas buscan únicamente su beneficio personal.
El MAS no tiene un candidato a la vista. Se barajan varios nombres que son insignificantes como el actual gobernador chapucero, Luis Alfaro, Celinda Sosa, Marcelo Poma, Aluida Vilte, José Quecaña.
Ninguno de ellos tiene condiciones para encarar en serio una candidatura respetable, si es que Montes decide no seguir en carrera.
Sin embargo, el MAS tiene una carta que podría jugar ante la falta de cuadros en el Departamento, y esa carta alimentado sigilosamente por Evo Morales es Carlitos Brú. El alcalde de Yacuiba podría ser el candidato del MAS en caso que Montes no acepte el reto.
Brú tiene un buen capital político acumulado en Yacuiba, pero se le desmorona poco a poco por los continuos brotes de corrupción que se conocen cada vez con más frecuencia. Hay muchas denuncias que saldrán en las próximas semanas que le complicaran  mucho la vida al exdirigente emenerrista.
Brú fue funcionario de Migración en tiempo del MNR, después dirigente político del MNR y niño mimado del núcleo más rancio del MNR, concejal del MNR, concejal de una agrupación local PC, luego candidato a senador de Podemos (no asumió, en su lugar los hizo el tristemente célebre Carlos D’arlach), luego candidato por el PAN a alcalde y ahora se pasó a las filas del MAS. Brú ha declarado que es un socialista extremo (sic), quiso decir radical.
Evo Morales ha perdido sensibilidad en la nariz, ya no siente el mal olor de los hediondos neoliberales que tanto desdeñó, ahora son sus aliados mimados y de buen gusto.
Eventualmente entre Oliva (Oposición) y Brú (MAS), sin duda que el diputado tiene muchísima ventaja y se haría de la Gobernación con mucha facilidad. La sola designación de Brú como candidato a la Gobernación, ayudaría mucho en la campaña de Oliva.
Brú perdería todo su piso electoral, pero a cambio podría aparecer de ministro de tercera línea o de cónsul como sucede con los perdedores del MAS.
Creo que Brú no desea abandonar Yacuiba y hará todo lo posible por quedarse, pero el problema es que ya no es dueño de su pase. Tristemente, su futuro político está en manos de una persona. Su vida política depende de la voluntad y deseo de Evo Morales.
YACUIBA
Si Carlitos Brú es candidato a la Gobernación, Fernando Vidal tiene el camino expedito. El único que podría hacerle frente a Vidal es Brú porque cuenta con muchísimos recursos económicos, además de la burocracia pública. Brú fuera del escenario local, el camino a la alcaldía está expedito. Vidal será candidato de la oposición en Yacuiba y su desafío ahora es lograr la mayor cantidad de concejales.
Carlitos se ha quedado sólo, no cuenta con operadores políticos que le ayuden a contener las bazucas. Debe salir al paso y defenderse personalmente y sólo. El Concejo Municipal que se ha convertido en una conseja, no hay uno de los miembros que apoye políticamente al alcalde. En su entorno próximo sólo existen eunucos.
Vidal no tiene competencias dentro de la oposición, por lo que será muy fácil establecer acuerdos que fortalezcan su candidatura.
Al margen de Brú, el MAS tiene como posibles candidatos a la alcaldía a políticos liliputienses como Jorge Arias, Ramiro Coya, Ruddy Pantaleón, Exaltación Manrique, José Amas, José Quecaña o Raúl Mancilla. Todos insignificantes, pues ninguno de ellos ni siquiera aparece en las encuestas que el mismo Gobierno mando hacer.
En la Subgobernación
El MAS tiene como candidato casi seguro al actual ejecutivo seccional Marcial Rengifo (MAS). En Yacuiba el partido de Gobierno atraviesa una profunda crisis de liderazgo político, por lo que la única opción con posibilidades es la actual autoridad. Claro que todo va a depender las de las mediciones que se haga en su momento.
En la oposición podría habilitarse Wilman Cardozo, y seria un buen candidato local. Dudo mucho que se anime, porque Cardozo conoce sus limitaciones como político. No tiene condiciones para asumir un cargo ejecutivo, para el que se requiere ciertas características imprescindible.
Creo que Cardozo nació para ser legislador, porque se mueve muy bien en bravas aguas movidas. Cardozo crece políticamente en el conflicto, en la marea alta. Un ejecutivo debe organizar, bajar la tensión, ordenar, disponer de mucha paciencia. Cardozo no sobrevive en tiempos de paz, sino en la guerra. Pero todo puede pasar.
Cardozo está buscando una banca en la primera senaduría del Departamento. (Yacuiba 30/04/14)


ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2014, Quebracho Imagen Srl.

No hay comentarios: