viernes, 6 de marzo de 2015

Apuñalada a la Autonomía Regional

El dedo en la llaga | ESTEBAN FARFÁN ROMERO
Apuñalada a la Autonomía Regional
Si Sandro Gaite acepta el cargo, se estaría convirtiendo en el vehículo material que anula la escasa autonomía que se ha conseguido hasta la fecha con mucho sacrificio del pueblo. Gaite va a pasar a la historia como quintacolumnista, como traidor, junto a José Quecaña y Carlos Brú, con la complicidad de los demás lideres que mantiene un silencio muy sospechoso.
Por: Esteban Farfán Romero* | Jueves, 05/03/2015
“El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.” Gabriel García Márquez (El otoño del Patriarca)
EL ESCOGIDO: Sandro Gaite ha sido designado por el gobernador interino Lino Condori como nuevo ejecutivo de Yacuiba en reemplazo de Esther Velasquez. (Foto: Tomada del Facebook)
Este miércoles pasado (04/03/15), la ejecutiva seccional de Yacuiba Esther Velásquez (MAS), en conferencia de prensa, con incidentes motivados de por medio, ha hecho conocer que el gobernador interino Lino Condori (MAS), la ha despedido sin razón que justifique esta decisión. Condori ha decidido nombrar como nuevo ejecutivo interventor, a un funcionario de cuarta línea, Sandro Gaite, funcional a los intereses del MAS.
Velásquez sin titubear un segundo ha apuntado como promotor de esta acción directamente al candidato a ejecutivo de Yacuiba por el MAS José Quecaña.  Señaló que Quecaña le habría exigido cambios en el gabinete de secretarios y por otro lado, la provisión de materiales de compaña como poleras, telas, pintura, afiches, banner, gigantografías, que asciende a cerca de 1 Millón y Medio de Bolivianos. Velásquez se habría negado a atender las peticiones del candidato por considerar imposibles, lo que ha desatado la furia del exasambleista. La ejecutiva ha calificaba de insostenible la presión que soportaba.
Según versión del círculo masista oficialista, Quecaña se habría quejado ante el presidente Evo Morales de esta situación, sin embargo no ha encontrado repercusión positiva. Luego ha acudido al viceministro Jorge Pérez en reiteradas oportunidades suplicándole “ayuda”. Sus mismos compañeros afirman que en varias ocasiones fue (literalmente) a llorar ante Lino Condori para que proceda con el cambio de la Subgobernación, para que ésta le facilite su campaña.
Lo que habría desatado la desesperación de Quecaña fue la publicación de una encuesta (solicitada) en el  Diario local El Chaqueño, supuestamente financiada por el candidato del MAS Carlitos Brú, en el que se encuentra por debajo de su excompañero de partido Marcial Rengifo. Ni Brú lo apoya abiertamente, porque sabe que es un candidato que ya perdió la elección. Ninguna de las encuestas le favorece.
Quecaña pasó calores anteriormente, ante la denuncia de partidarios suyos como de opositores, sobre el apoyo de Carlitos Brú a Ruddy Pantaleón, también candidato a ejecutivo. Pantaleón es candidato pro Brú, fue precandidato a diputado por el MAS patrocinado por el exalcalde. Varios candidatos han deslizado que la campaña de Pantaleón es financiada y apoyada logísticamente por Brú. Hay algunas señales muy claras que confirman lo que especulan sus adversarios.
PROBLEMAS INTERNOS EN EL MAS
Quecaña en un discurso ha reconocido ante el presidente Evo Morales este tipo de situación, al revelar que se han presentado problemas internos. Varios dirigentes políticos le han advertido a Quecaña que Brú le está cavando los camotes. Hay antecedentes frescos que reflejan el escaso valor que tiene Brú de la lealtad. Se ha conocido que el exalcalde está concentrado 100% en su campaña, y prácticamente ha dejado a su suerte a Quecaña. Este tipo de actitud ha provocado ácidas y ardientes altercados entre ambos equipos y fricciones, que  en determinado momento se han hecho insuperables.
Quecaña no la pasa bien, hay mucho desaliento y desánimo en sus filas, además de cortos circuitos con Brú. Sus adversarios atribuyen al estrés crónico que padece Quecaña, que haya subido de peso en tan poco tiempo.
Las encuestas han demostrado que para el alcalde, Quecaña es una mochila muy pesada de cargar, porque a la clase media de Yacuiba le provoca nauseas el exasambleísta. Brú se ha cuidado de aparecer la menor cantidad de veces junto a él, sólo las necesarias e imprescindibles.
Lo que pasa es que Quecaña es muy chabacano, simple y tosco. Es un bobalicón desgarbado, muy torpe y chapucero como caricatura de político, cae muy pesado a la clase media porque no puede sostener la coherencia cinco minutos. Vivir en la tierra más rica y ver al poder en cerebro tan pobre, es frustrante y desalentados. Hace todos los esfuerzos por parecerse a Wilman Cardozo con sus galimatías en su contacto con la prensa.
PARA BRÚ, QUECAÑA ES UNA MOCHILA MUY PESADA
Brú está muy desesperado porque Quecaña no le permite despegar, y le esta causando muchísimos problemas en la campaña, por lo que hay una estrategia que si sale bien, le permitirá deshacerse de Quecaña de manera elegante. Hay que recordar que Brú usó como punta de lanza a Quecaña para desplazar a Rengifo. Brú ha generado todas las condiciones para que Quecaña ocupe el lugar que Rengifo pretendía como candidato, pero los resultados numérico de la operación no le favorecen políticamente en este momento.
Este tipo de situación de orfandad, ha hecho que Quecaña se encuentre desesperado y desalentado por lo que se ha visto obligado a recurrir a pedir auxilio ante estamentos superiores. Quecaña por varios días ha desaparecido de la campaña y solo hacia algunas esporádicas apariciones de prensa para evitar la dispersión del circulo. Quecaña no cuenta con estructura propia por lo que depende de la voluntad de Brú.
Por otro lado, la decisión de Velásquez de no acceder a entregar el aparato de la Subgobernación para hacer campaña en su favor, ha hecho que caiga en la impotencia y desesperación. Velásquez en todo momento ha usado como argumento el instructivo del gobernador interino Lino Condori, en el que se prohíbe que se use la institución para actividades partidarias, bajo sanción de despido inmediato.
Sin embargo, Quecaña ha logrado introducir personas de su confianza en algunos puestos claves de la Subgobernación de Yacuiba, pero esa acción no es suficiente porque lo que busca es convertir a la institución en su caja y estructura de campaña como sucede con el Gobierno Municipal.
PELEA DE MASISTAS POR EL BOTÍN
Con estos antecedentes, se demuestra que el problema de control del botín de la Subgobernación es una pelea entre masistas. Un grupo de masistas que fue desplazado por el presidente Evo Morales de manera arbitraria y abusiva, y otro grupo mezclado con los conversos del PAN, que se ha quedado en el espacio oficial.
Detrás de todo este embrollo no hay motivación principista, sino el beneficio personal. A Quecaña le interesa tener la Subgobernación para hacer campaña con la estructura humana, económica y logística que tiene la institución y por otro lado, a los desplazados les interesa no permitir que Quecaña tenga ventaja usando la misma. Hay una disputa febril de este grupo por el control de la entidad.
Velásquez desde que asumió el cargo, ha mantenido un perfil bajo. Según su versión, ha intentado por todos los medios no permitir que la Subgobernación sea usada para hacer campaña en favor de ninguno de los dos grupos.
EL DEDAZO Y LA VOLUNTAD POPULAR
Marcial Rengifo ha ganado la elección el 2010 por lo que se ha hecho portador de la confianza ciudadana para el ejercicio del cargo de ejecutivo seccional. Yo no he votado por él, pero las reglas del juego democrático establecen que estamos obligados  a respetar la voluntad de la mayoría. El mandato fue de cinco años, sin embargo Rengifo decide renunciar para habilitarse como candidato a ejecutivo seccional y asume su cargo, la secretaria ejecutiva Esther Velásquez que desde el inicio de la gestión (junio 2010) estuvo en el mismo.
Al dejar el cargo Rengifo por la circunstancia política, la poseedora de la legitimidad derivada, es la inmediata superior en el cargo, en este caso la secretaria ejecutiva Velásquez. La ley 587 establece que ése el procedimiento.
Se aprueba una ley corta transitoria de emergencia, porque el Chaco después de 4 años no tiene estatuto, y nuevamente es el centralismo nacional el que toma las decisiones políticas sobre el ordenamiento institucional regional.
El 2010, la Asamblea Departamental en sesión realizada en Yacuiba, ha aprobado en nuestra casa una ley en la que establecía que en caso que un ejecutivo sea impedido de cumplir su función por renuncia, muerte, impedimento, etc., éste debía ser reemplazado por un asambleísta departamental y no regional. Junto a otros, fuimos los únicos en levantar la voz contra este despropósito que mutilaba la escuálida y macilenta autonomía regional que estaba naciendo. Nuestra presión ha posibilitado que dicha ley no sea promulgada, y quede sin efecto, a pesar de haber sido aprobada en sesión.
La Asamblea Regional no ha reaccionado ante esta situación, porque los asambleístas estaban preocupados en fijarse un jugosos salario, contratación de personal y las comodidades logísticas de la que gozan en este momento.
El ejecutivo de Villamontes Rubén Vaca fue detenido en septiembre de 2011 y no pudieron sustituirlo a pesar de las insistencia del Gobierno porque no había un mecanismo legal que permitiera eso. El objetivo era controlar la Subgobernación de Villamontes y alinearla al Gobierno,  no lograron sustituir a Vaca, aunque si consiguieron que el ejecutivo abandone su posición política y se salte al MAS.
Con estos antecedentes, la asamblea regional no ha reaccionado. Muy a pesar de nuestras criticas y sugerencias, los asambleístas no tuvieron la voluntad para comenzar a darle forma a la autonomía regional cerrando estos huecos por los que pretendían penetrar el centralismo departamental y nacional.
Este proceso político autonómico, como todo proceso político requiere ser alimentado, fortalecido, nutrido de manera constante a través de normas que le den consistencia y potencia. La autonomía regional en la actualidad es famélica y desnutrida porque los asambleístas regionales no han asumido su responsabilidad. En este momento tenemos una autonomía absolutamente vulnerable y frágil, porque los encargados de nutrirla, han usado la misma para sus propósitos personales. Los asambleísta estaban ocupados en la red de extorsión que se ha formado al interior de la misma.
LINO CONDORI PISOTEA LA AUTONOMÍA DEL CHACO
Una muestra de ello es que el gobernador interino Lino Condori, de manera abusiva y autoritaria, sin sustento legal, pisoteando la voluntad popular, decidió cambiar a la actual ejecutiva por otro funcionario afín al partido en funciones.
Las consecuencias de este hecho, si es que se llega a materializar, serian catastróficas para la autonomía regional porque se la perforaría, y debilitaría aún más. Con este antecedente, el próximo gobernador con esta jurisprudencia podría designar a cualquier persona, si es que el titular estaría impedido por algún extremo que se podría presentar. Seria carta blanca para que el gobernador, con mayor razón si es electo, cambie las autoridades del Chaco elegidas por voto popular.
Lo chistoso es que es el gobernador interino elegido para ser asambleísta con 852 votos, pero que gracias a que el MAS-PAN han tumbado a Mario Cossío, gobernador electo, y puesto a dedo a un asambleísta sin personalidad, destituya arbitrariamente a una ejecutiva que si tiene legitimidad derivada. Un asambleísta que ingresó por la ventana a la Gobernación, es el que pisotea la voluntad popular de Yacuiba, sin que a ninguno de los lideres chaqueños se le mueva los pelos.
¿Por qué no reaccionan como en 2009/2010 los políticos del Chaco? Sencillo, porque la autonomía es un completo fracaso y no quieren ni nombrarla porque ellos son conscientes que son los únicos responsables de la frustración. Por otro lado, no pueden levantar la voz, porque están sometidos al Gobierno presionados por los procesos judiciales. Saben muy bien que son muy vulnerables judicialmente, pues si no siguen los guiones que el gobierno baja, con seguridad que van presos.
En el pasado, había una competencia de quién hacia el discurso más demagógico. Jorge Arias decía a voz en cuello que ningún chaqueño irá a Tarija a hacer trámites asuntos del Chaco. Wilman Cardozo afirmaba con toda vehemencia que el 4 de abril (de 2010) se cortaba para siempre el cordón umbilical con Tarija. En una ocasión Cardozo prohibió que se desfilara el 15 de abril, y el que lo hiciera iría al paredón. Eran tiempos de embriaguez populista.
PELIGROSAS CONSECUENCIAS
Mas allá de este forcejeo, lo que me preocupa son las consecuencias de esta circunstancia. Volvemos al pasado, si es que permitimos que Tarija manosee de manera descarada nuestra autonomía. Obviamente que no hay total responsabilidad en Tarija, sino en nuestra elite que está temblando debajo de la cama.
Primero, me llama poderosamente la atención el silencio cómodo y cómplice de los ardientes “autonomistas” del Chaco, especialmente de Yacuiba. Se ha producido un fenómeno muy raro, porque no es posible que en tan poco tiempo este proceso se haya frustrado. Ninguno de los candidatos embandera la autonomía regional. No aparece la figura como oferta, ni siquiera en el apéndice.
No hay ninguna reacción de los lideres como en el pasado. Incluso el candidato José Quecaña ha justificado la decisión del gobernador interino manifestando que es su facultad. Quecaña, no solo es un ignorante, sino traidor a los intereses del Chaco. Ninguna norma le faculta al gobernador a hacer los cambios que hizo. La Ley 587 solo le faculta cumplir una formalidad que es la de nombrar directamente al inmediato superior del Ejecutivo. Un mandato sin posibilidad de elección por otro. Hasta ahí llegó su facultad formal. Lo que hace la ley es proteger la voluntad popular derivada. Condori ha violado este principio autonomista elemental, el respeto a la voluntad popular.
Nuestras autoridades/políticos se han convertido en serviles del centralismo, lacayos y preconizadores de los que representan al centralismo secante del Gobierno.
Segundo, la designación de esta autoridad interventora sienta un precedente muy peligroso que puede ser usado por otros, para anular definitivamente la autonomía regional. Este proceso está agonizando, y este tipo de acciones ante la situación de indefensión de este momento, se convierten en mortales.
Con mucho esfuerzo hemos conseguido un pedacito de autonomía, que fue la elección popular de las autoridades, pero nuestros lideres se quedaron ahí. No se avanzó mas allá de eso por la incapacidad de la élite chaqueña
Tercero, la designación de un interventor paralizaría la maquinaria institucional, porque supondría cambio de forma, cambio de los cargos de confianza , ya que todos los actuales fueron puestos por el ejecutivo titular. Una reacción política del grupo detentador de la voluntad popular y desplazado del MAS, a través de acciones de bloqueo, manifestación, boicot, perjudicaría seriamente el desarrollo de las actividades.
Cuarto, faltan días para saber el nombre de la persona que será objeto de confianza de los yacuibeños para la administración de los recursos del 45%, ¿a qué se debe la prisa? ¿qué motiva que se cometa semejante despropósito?
El gran perjudicado de esta acciones sin duda José Quecaña y Carlos Brú. Le han dado un perlita preciosa a Marcial Rengifo, que si éste sabe usarla, le bajaría muchos puntos a los candidatos del MAS. Sin embargo, el grupo de Marcial hasta la fecha no le han sacado el beneficio político.
¿QUÉ DEBEMOS HACER?
Para evitar este tipo de situación, lo que debería hacer la institucionalidad de Yacuiba es pedir que el gobernador interino respete la escuálida autonomía del Chaco dejando sin efecto la designación política. Como segundo paso, debe sugerir una terna de tres notables que no tengan vinculación con ninguna de las fuerzas políticas en campaña. Que se comprometan a mantenerse al margen de todo compromiso político partidario, hasta que asuma el próximo subgobernador.
Este tema debería unir a todos los políticos, porque está por encima de los intereses partidarios. Pero está demostrado que nuestros políticos usan los temas para beneficio personal. Eso ha sucedido con la autonomía regional. La historia debe juzgar al acción/resultado de nuestros políticos inescrupulosos.
Lo que debería ocurrir en estos casos, es que un asambleísta regional asuma el cargo por excepción ante situaciones extremas, y no uno designado, pero la falta de eficiencia y productividad de la asamblea regional ha hecho que sea la asamblea plurinacional la que tome la iniciativa. 60 Millones de Bolivianos gastados en la asamblea regional sin ningún resultado.
Si Sandro Gaite acepta el cargo, se estaría convirtiendo en el vehículo material que anula la escasa autonomía que se ha conseguido hasta la fecha con mucho sacrificio del pueblo. Gaite va a pasar a la historia como quintacolumnista, como traidor, junto a José Quecaña y Carlos Brú, con la complicidad de los demás lideres que mantiene un silencio muy sospechoso. (Yacuiba 05/03/15).
  
*ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.
Twitter: @EstebanFarfanR

Copyright © 2015, Quebracho Imagen Srl. Distribuido por Quebracho Imagen

No hay comentarios: