domingo, 2 de agosto de 2015

Mucho circo y nada de Plan

El Dedo en la Llaga

Mucho circo y nada de Plan

Esteban Farfán Romero
@EstebanFarfanR

En dos meses se han sumergido en una pelea descarnada y brutal en la que ambos grupos políticos (UD-A – MAS), han dado muestras de su capacidad de exhibir sus miserias y pobrezas morales y éticas.


En el caso de Yacuiba, han pasado dos meses desde que fueron posesionadas como autoridades y no hay señales de gestión en las dos instituciones más importantes (Gobierno Municipal y Subgobernación).
Lo interesante es que ambos ejecutivos (CEO), coincidieron casi plenamente en las propuestas electorales en tiempo de campaña. Aunque ninguno ha presentado un plan de gobierno físico, pero  a medida que se desarrollaba la campaña, improvisaron algunas ideas sobre lo que el ciudadano esperaba como respuesta.
Han pasado dos meses y hasta la fecha, las nuevas autoridades no nos han dado a conocer lo que piensan hacer una vez que tienen asido el gobierno. Da la impresión que no se convencen que están al mando del ejecutivo y que ahora deben dar solución a los problemas colectivos.
El famoso asesor político Dick Morris dice que el proceso político se divide en dos partes. La primera es relativamente fácil y comprende desde el momento de la decisión de ser candidato hasta el día de la elección y la segunda parte es la más complicada/compleja, y es desde el momento de la asunción hasta el fin del mandato en el que se debe hacer gestión.
En el caso del Municipio de Yacuiba, sus principales ejecutivos están entrampados en acciones propias de una oposición cavernaria y carnívora, acusando, descalificando y cargando las culpas de todo procazmente al adversario político. Estos dos meses fueron utilizados para lanzar bombas de humo entreteniendo a la prensa, por lo tanto a la ciudadanía, con acciones espectaculares que no tendría nada que envidiar a los protagonistas de los mediáticos faranduleros.
No se convencen que ha pasado el tiempo de campaña y es momento de resolver los problemas del ciudadano. Ahora ha comenzado la parte más difícil y complicada, y es el desarrollo de la gestión. Para ello se requiere sensibilidad, visión, iniciativa, inteligencia, capacidad, decisión, etc. Parece que carecen de estos elementos imprescindibles.
En dos meses se han sumergido en una pelea descarnada y brutal en la que ambos grupos políticos (UD-A – MAS), han dado muestras de su capacidad de exhibir sus miserias y pobrezas morales y éticas.
Uno de los temas en los que ambos han coincidido es el la salud. El alcalde Ramiro Vallejos (UD-A) se ha comprometido a resolver inmediatamente el crónico problema de salud en Yacuiba a través de políticas y estrategias serias. El subgobernador José Quecaña (MAS), ha dicho que va a convertir a Yacuiba en una ciudadela de la salud (sic). Una vez con el poder público, ninguno de los dos quiere referirse a sus promesas.
Lo que se espera es que ambas autoridades/instituciones se olviden de las destructivas acciones del tiempo de campaña y dediquen todos sus esfuerzos y energías a la gestión, a resolver los problemas de la gente. Todos soñamos con que un día ambas autoridades hagan todos los esfuerzos políticos por unir sus equipos técnicos y trabajen arduamente buscando de manera sinérgica los problemas urgentes como la salud.
Un problema muy serio por el que atraviesan ambos CEOs es que carecen de personas competitivas en sus respectivos equipo de gestión. La falta de personas idóneas, sin duda que va a dificultar mucho el éxito en la gestión.
Lo que el ciudadano espera es que se resuelvan los problemas colectivos, más allá de los colores partidarios. Y para resolver los problemas se requiere de manera imprescindible capacidad. Sin esta condición es imposible.
Para poder encarar los problemas, se requiere de un plan, de una hoja de ruta. A inicio de gestión, a ambos les he sugerido que deben elaborar un Plan de Emergencia hasta diciembre, en el que se tomen algunas acciones urgente para organizar la institución y tomar las primeras decisiones. Simultáneamente se debe elaborar el Plan de Gobierno (5 años) en el que se detalle todos las acciones/decisiones expresado en políticas, estrategias, planes , programas, proyectos, etc.
Hasta aquí solo promesas, nada serio. Es una buena oportunidad de contradecir a Fray Quebracho, autor de nuestro Himno,  que afirmó que el Chaco es un “eterno rincón de promesas”. (Yacuiba 02/08/15)

Es periodista y analista político.

No hay comentarios: