domingo, 4 de junio de 2017

Una breve reflexión sobre la publicación de una foto que afecta la sensibilidad, por parte del Director de Comunicación de la Subgobernación de Yacuiba Wilder Crespo

EL DEDO EN LA LLAGA
Una breve reflexión sobre la publicación de una foto que afecta la sensibilidad, por parte del Director de Comunicación de la Subgobernación de Yacuiba Wilder Crespo
Por: Esteban Farfán Romero
Twitter: @EstebanFarfanR
Yacuiba – Gran Chaco
Deseo que esta breve reflexión sirva para que los periodistas recuerden algunos elementos básicos del oficio, y que las otras personas cavilen sobre nuestra condición humana. Que no debemos perder la sensibilidad, vivimos en una sociedad en que hemos perdido la sensibilidad humana por la metalización de nuestras relaciones sociales. Hay que descauterizar nuestras conciencias.
Se ha hecho costumbre, publicar impunemente y sueltos de cuerpo imágenes (fotografías y/videos), a través de las redes sociales que afectan irrespetuosamente la sensibilidad de las personas y que por otro lado dañan la dignidad de las otras.
Desde hace tiempo personas que quizás por ignorancia, falta de información, falta de sentimientos, se han acostumbrado a publicar y republicar fotografías que afectan la sensibilidad de otros, como fotos/videos de accidentes de tránsito en la que se ve a personas heridas o fallecidas exponiendo su cuerpo malherido y dañado; como también fotografías de ahorcados, suicidios, violaciones, agresiones, etc.
El Director de Comunicación de la Subgobernación de Yacuiba Wilder Crespo, ha publicado en varios grupos de WhatsApp, la imagen de una persona que se ha quitado la vida ahorcándose, en un lugar que él ha identificado en el pie de foto, como La Victoria (sin dar más detalles). Como dicen los periodistas, se ha publicado al foto cruda (sin edición), mostrando el rostro y el cuerpo de la persona. Es muy claro que el objetivo del comunicador era la publicación de las dos fotos, y no los detalles del hecho y de la circunstancia. En estos casos, cuando la circunstancias obligan a la publicación de la foto, los periodistas profesionales, siempre pixelan, difuminan la fotografía, con el fin de proteger el rostro y las partes heridas.
En periodismo, las fotografías son de referencia y aportan al carácter informativo de la nota de prensa. Siempre debe contener información adicional, respaldatoria, apoyo, y de contexto.
Por lo tanto, el editor de prensa debe tener sumo cuidado al escoger una foto para la publicación, porque muchas veces ésta es más importante (en impacto y reacción), que la misma nota escrita o relatada.
Por eso me parece brutal, grosero, inhumano e inescrupuloso, que personas profesionales de la comunicación, que han aprendido en la universidad lo que se debe y no se debe hacer, en la administración de la noticia, que lo hagan arbitraria e inmunemente.
Lo que me causa mayor indignación, es añadido a esto, lo hagan, servidores públicos, que publican fotografías que causan sensibilidad y afectan la dignidad de las personas. No es la primera vez, se ha hecho costumbre, normal que esto suceda.
A veces no entiendo, cómo es que varios periodistas, son periodistas sin serlo. Para ejercer cualquier oficio, mínimamente una persona debe saber por lo menos las bases del oficio. Aquí tenemos periodistas que hacen periodismo, pero que no tienen mínimos conocimiento de lo más básico. Y esto es básico, elemental.
Este tipo de hechos, afectan la sensibilidad, porque hay personas que son muy frágiles y vulnerables de conciencia, delicadas a este tipo de hechos y circunstancias, como existen otras que resisten con mayor tolerancia este tipo de episodios.
Por otro lado, la exposición de este tipo de fotografías, menoscaban y deterioran la dignidad de las personas/familias que atraviesan esta desgraciada e infausta circunstancia.
Pregunto, ¿le gustaría al Director de comunicación  de las Subgobernación de  Yacuiba Wilder Crespo, que se publiquen en los grupos de WhatsApp, fotografías de algún ser querido que por alguna desgraciada e infortunada circunstancia haya tomado una decisión fatal o haya sufrido algún accidente?
Espero que a Wilder Crespo nunca en su vida le suceda, pero debe ser muy traumático y doloroso, porque por un lado, la familia debe sufrir el dolor por la pérdida del ser querido en circunstancia que no son normales y difíciles de aceptar, y soportar otro, al ser revictimizados por personas inescrupulosas y morbosas, que están replicando esas fotografías que afectan la sensibilidad conciencial y el honor de las personas.
Es por eso que hay normas expresas que prohíben que los medios de comunicación publiquen ciertas fotografías, como identidades, con el fin de proteger la dignidad de las personas y no someternos a revicitimización.
Todas las universidades enseñan a los estudiantes de comunicación que el tratamiento de la fotografía y el video (e incluso la redacción), debe ser tratada de tal manera que no afecte a terceros en su dignidad. Los periodistas aprenden que tienen limites al momento de hacer las publicaciones, por eso hay un comité/consejo que hace las valoraciones y jerarquizaciones de las líneas informativas y sus contenidos.
Un profesional, nunca debe faltar a su conciencia, haciendo este tipo de daños que son irreparables. Lo más delicado y sensible que tiene toda persona es su dignidad, entendiendo ésta según la filosofía, es la referencia al valor inherente al ser humano por el simple hecho de serlo. No se trata de una cualidad otorgada por nadie, sino consustancial al ser humano. No depende de ningún tipo de condicionamiento ni de diferencias étnicas, de sexo, de condición social o cualquier otro tipo, por lo que no es una concesión, sino una cualidad ontológica.
Y considero que no sólo se debe ser profesional en comunicación  para tener cuidado al momento de hacer este tipo de publicaciones. Creo que toda persona de bien, educada de buena familia, no alienta, ni alimenta el morbo, la curiosidad malsana de otros.
Me causa mucha molestia y me deja un muy mal concepto, aquellas persona que ingresan en esa actividad de promover el morbo de los demás replicando las publicaciones de este tipo de fotografías.
Espero que esta reflexión, haga recuerdo las materias de fotografía, semiología, deontología, relaciones humanas, filosofía y comunicación, de los que han pasado por la universidad. Y lo que no tienen formación académica, es bueno que para seguir ejerciendo el oficio de periodismo, conozcan de cualquier manual de periodismo, las bases de éste.
Éste es un ardiente debate en las aulas, desde el primer semestre, hasta el último. En este caso, en comunicación hay dos escuelas. La americana (EE.UU.) es las mas blanda y laxa; la europea es mas conservadora y estricta. Me adscribo, sólo en este caso, a la europea.
Deseo que esta breve reflexión sirva para que los periodistas recuerden algunos elementos básicos del oficio, y que las otras personas cavilen sobre nuestra condición humana. Que no debemos perder la sensibilidad, vivimos en una sociedad en que hemos perdido la sensibilidad humana por la metalización de nuestras relaciones sociales. Hay que descauterizar nuestras conciencias. (Yacuiba 04/06/17)



No hay comentarios: