Un indolente Quecaña que hace llorar a los discapacitados y ancianos de Yacuiba

EL DEDO EN LA LLAGA
Un indolente Quecaña que hace llorar a los discapacitados y ancianos de Yacuiba

Por: Esteban Farfán Romero
Twitter: @EstebanFarfanR
Yacuiba – Gran Chaco
En campaña, Quecaña apeló a las lágrimas de su madre para ganar la elección, mostrándose en un manido spot como un político sensible y de estrato humilde con lo más querido que tenemos, nuestros padres. Quecaña cuando era asambleísta, siempre ha hecho todos los esfuerzos por mostrar un perfil de conciliador, sensible y humilde.
Ha llegado a ser subgobernador y ha cambiado radicalmente. Ahora que es ejecutivo transitorio aún más. Se ha vuelto soberbio, agresivo, pedante, insensible, arrogante, altanero. Se hace llamar gobernador, y no da un paso si no es en un espacioso y potente/portentoso vehículo, con los vidrios totalmente polarizados, con un equipo de seguridad, un enjambre de periodistas y azafatas.
Los abuelitos y discapacitados le piden a Quecaña que se baje de las alturas en la que se encuentra, y les haga las explicaciones de la canasta alimentaria. No le creen a los técnicos que envía porque siempre les han mentido. Quieren que él personalmente se comprometa a cumplir lo que promete.
No, Quecaña en lugar de darles cinco minutos, se va a Villamontes a comer un pescadito.
Anoche llovió, hizo frío y los discapacitados y ancianos pasaron la dura noche en las puertas de su oficina esperando a que de la cara como piden. Ellos entienden la transición, pero quieren que Quecaña se baje de su trono, pues si se agacha (doble la cerviz) no se le caerá la corona.
¿Cómo el poder cambia a las personas no? Los griegos llamaban a esto el mal de hybris. Los dioses castigaban a los malos gobernantes. Quecaña está poseído por el demonio llamado hybris. Este demonio tiene preferencia y predilección por los políticos, en especial las personas simples y pobres de espíritu. Muchos en Yacuiba tienen bien metido este demonio.
Les recomiendo a los discapacitados y ancianos que vayan a hablar con la madre de Quecaña y le pidan que ella interceda ante el cruel y despiadado ejecutivo transitorio. Es posible que aquella madre que lloraba en televisión pidiendo el voto para su hijo humilde, conmueva el corazón de piedra de un hombre que se ha convertido en otro al probar un poquito de poder.

Mi abuelo me decía que el poder cambia, sobre todo a los de espíritu simple. #YacuibaAbandonada #YaNoNosEngañan #CiudadanosAlPoder #NoMAS #QueSeVayanTodos #Kakistocracia #EstamosPreocupados (Yacuiba 05/00/17)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yacuiba – Campo Pajoso, la ruta de la muerte

Brú: “Siguen acordándose de mi”

¿Qué pastillas está tomando Cardozo que está delirando?