Soria: El Concejo debe dejar de ser dama de compañía

-->
EL DEDO EN LA LLAGA
Soria: El Concejo debe dejar de ser dama de compañía
Por: Esteban Farfán Romero
Twitter: @EstebanFarfanR
Yacuiba – Gran Chaco 

Aunque las cabezas de ejecutivos siempre buscan un Concejo dócil y sumiso, considero que este tipo de cuerpo legislativo no ayuda en la gestión, mas bien se convierte en una carga pesada, que llegado un momento, pasa la factura en materia de resultados. Eso está sucediendo en este momento en Yacuiba. El Concejo no ayuda prácticamente casi en nada al ejecutivo, en materia de gestión pública.

Es una muy buena noticia que el MAS de Yacuiba haya decidido respetar la voluntad del pueblo yacuibeños expresado en las urnas en marzo de 2015. Yacuiba votó por 6 concejales para UD-A, 4 para el MAS y para TPT. El Concejo Municipal de Yacuiba tiene 11 concejales.
Como estamos en tiempos en el que los que hacen política no son políticos, y no tienen vocación política, y mucho menos servicio comunitario, el MAS hábil y oportunamente, quiso aprovecharse de esta fisura y evidentes divisiones internas de UD-A por situaciones personales y de lealtades hacia caudillos, y con esta actitud han causado un enorme daño a la población de Yacuiba.
El MAS en el Concejo Municipal, de la manera más pérfida, a través del concejal Armando Núñez, han presionado para que se modifique el reglamento interno del Concejo Municipal, que establece que la Directiva debe estar compuesta de la siguiente manera: la presidencia y secretaria por la mayoría y la vicepresidencia por la minoría. Esto no es especulación, ni suposición, hay varias declaraciones de prensa del concejal Núñez, en las que muy suelto  de cuerpo el concejal masista se refiere a (antidemocráticas) sus intenciones.
Esta claro que la mayoría la componen los 6 concejales de UD-A, y legalmente el que tengan problemas internos por asuntos personales, no significa que la mayoría está fraccionada. Los únicos que definen que el bloque mayoritario no existe, es el Tribunal Supremo Electoral. Mientras eso suceda, UD-A mantiene la mayoría.
La acción impulsada por el MAS, era un acto antidemocrático a todas  luces, tomando en cuenta que buscaba destrozar ‘una decisión’ del soberano. Se ha hecho costumbre que el MAS violente las normas para beneficio propio, y caprichosamente.
¿Qué es lo que impulsaba al bloque masista tomar el Concejo? Simple y llanamente la ambición de poder, porque hasta la fecha no han mostrado ningún programa de gobierno desde el Concejo Municipal. Es más, la bancada del MAS es la mas improductiva, ineficiente e inútil del Concejo Municipal, sencillamente porque hasta la fecha no san dado conocer ningún informe de gestión (como manda la ley) ninguno de los concejales. Mientras eso no suceda, seguiré afirmando lo que acabo de aseverar.
El desafío del Concejo Municipal es que debe dejar de ser ‘dama de compañía’ del ejecutivo. Hasta la fecha, el rol del Concejo Municipal es intrascendente y trivial. Ha cumplido un rol procedimental, que se ha limitado a ser funcional a las iniciativas del ejecutivo.
El rol del Concejo Municipal es muy importante en la dinámica del Municipio, y principalmente es el de legislar, fiscalizar y hacer gestión.
Este Concejo Municipal no ha legislado, porque no ha producido leyes importantes (sustantivas y adjetivas) para el desarrollo y consolidación del municipalismo, elemento importante para la consolidación de la democracia municipal.
Este Concejo Municipal no fiscaliza porque hasta la fecha no se ha conocido ningún plan de fiscalización oficial. Lo único que hubo fueron intentos de hacer seguimiento a ciertos proyectos/actividades que generaron atención mediática de manera asilada e individual de algunos concejales de oposición.
Este Concejo Municipal se ha aislado completamente en todo el tiempo de gestión por lo que no ha hecho ningún intento de hacer gestión, en tiempo de conflictos.
Aunque las cabezas de ejecutivos siempre buscan un Concejo dócil y sumiso, considero que este tipo de cuerpo legislativo no ayuda en la gestión, mas bien se convierte en una carga pesada, que llegado un momento, pasa la factura en materia de resultados. Eso está sucediendo en este momento en Yacuiba. El Concejo no ayuda prácticamente casi en nada al ejecutivo, en materia de gestión pública.
Con la nueva directiva, el desafío de la nueva Directiva es el de dejar de ser dama de compañía del ejecutivo. La población juzga al Concejo como inútil, infructífero e improductivo, y la imagen pública esta por los suelos.  Y lo más grave, es que no hacen ningún esfuerzo por cambiar esta realidad muy evidente y palmaria.
Felicidades a la concejal Viviana Ivanovich, tiene un enorme desafío para revertir la pésima imagen que tiene los concejales de Yacuiba en la población. Las primeras acciones van a mostrarnos si el Concejo va a seguir con la misma actitud de amanuense, o recuperar su rol establecido en la ley. Me ha llamado mucho el anuncio de la concejal Ivanovich de la construcción de una agenda legislativa y de fiscalización. Es así como debe trabajar toda entidad legislativa. Espero hechos. 
Nueva Directiva junio 2018 – mayo 2019
1.          Viviana Ivanovich (UD-A) – Presidente
2.         Richar Coca (MAS) – Vicepresidente
3.         Tania Rendón (UD-A) - Secretaria

(Yacuiba 22/05/18)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Yacuiba – Campo Pajoso, la ruta de la muerte

Brú: “Siguen acordándose de mi”

¿Qué pastillas está tomando Cardozo que está delirando?